Me llamo Manuela Malasaña. Es posible que mi apellido te resulte familiar, mi padre era un humilde panadero de origen francés y mi madre costurera, como yo.

Hoy es 2 de mayo de 1808 y veré el sol por última vez.

Con la excusa de invadir Portugal y con el beneplácito de nuestros monarcas, las tropas francesas habían entrado en España y habían invadido el país.

Las conspiraciones palaciegas entre Carlos IV y su hijo Fernando dejaron a los españoles en manos de Napoleón, quién muy hábilmente hizo que padre e hijo, enfrentados entre sí por el trono, buscaran su mediación y abdicaran en su favor.

En Bayona, Fernando VII, el que sería considerado como el peor rey de España, y su padre Carlos IV, venderían España a Napoleón Bonaparte a cambio de dinero y tierras. Pero eso nosotros no lo sabíamos.

Mientras, en Madrid, una multitud rodeaba el Palacio Real, corría el rumor de que los franceses iban a llevarse al infante Francisco de Paula, el hermano pequeño de Fernando VII.

“¡Traición! ¡Que nos lo llevan! ¡Muerte a los franceses!”

La muchedumbre asaltó el Palacio y los soldados franceses abrieron fuego contra la población, el levantamiento se propagó como la pólvora por todo Madrid.

Las tropas españolas habían recibido órdenes de no intervenir, pero los valientes capitanes Daoíz y Velarde las desoyeron y se unieron al pueblo de Madrid, que armado con cuchillos, palos y navajas luchaba por la libertad.

Sin ayuda ni refuerzos, los capitanes, defendieron heroicamente el Parque de Artillería de Monteleón hasta la muerte. Ellos serían unos de los tantos héroes que como yo perderíamos la vida luchando por la libertad aquel fatídico día.

Yo iba a ser la víctima número 74 de las 409 que murieron a manos de los franceses aquel día, tenía tan solo 17 años.

Fui asesinada sin piedad por los invasores franceses. Unos dicen que a la salida del taller cuando los soldados me registraron, encontraron mis tijeras de costura y me acusaron de portar un arma. Otros cuentan que me dispararon mortalmente mientras le suministraba cartuchos de fusil a mi padre, muriendo ambos durante la encarnizada contienda.

Pero mi muerte no sería en vano, la revuelta de Madrid, fue la mecha que prendió la Guerra de la Independencia contra los franceses, fue la primera derrota del invicto ejército francés y el principio del fin de Napoleón.

Días más tarde Jose I, hermano de Napoleón, sería nombrado Rey de España, pero el levantamiento del pueblo español contra los franceses no había hecho más que empezar y ni las tropas invencibles de Napoleón podrían detenerlo.

Napoleón Bonaparte se arrepentiría el resto de su vida de haber subestimado al aguerrido pueblo español, que valiente y combativo es capaz de todo cuando se une.

Mi barrio, el que me vio crecer, el de las Maravillas de Madrid, se llama hoy barrio de Malasaña en mi honor. Acuérdate de mí cuando recorras sus calles.

Yo, Manuela Malasaña, fui una de las heroínas que luchó contra Napoleón y perdió la vida por la libertad aquel 2 de mayo. En ese día que hoy conmemora el heroico levantamiento contra la ocupación francesa de España.

🎥 Manuela Malasaña ✂️ La heroína del 2 de Mayo que da nombre al barrio madrileño.

Conoce la historia del barrio de Malasaña con nuestros guruwalks

👇

Música, cine, arte, historia y asesinatos en Malasaña y Chueca

Un paseo por Malasaña, historia, movida y arte callejero

Chueca y Malasaña: Entre la Movida y el Destape

Descubre esta y muchas otras historias con GuruWalk, la plataforma de free tours con más oferta del mundo.