Free tours en Estrasburgo

4.4 (251 Opiniones)

Desde
Hasta

¿Qué ver en Estrasburgo?

Estrasburgo es una de las ciudades más importantes de Francia, tras París, Marsella o Lyon. Está ubicada en la parte este del país, muy próxima a la frontera con Alemania, es la capital de la región en la que se encuentra, el Gran Este y tiene el privilegio de albergar la sede del Parlamento Europeo. Además, su ubicación hace que en la ciudad exista una mezcla de culturas alemana-francesa muy peculiar, diferenciándose de la mayoría de ciudades francesas. El elemento más destacado de la ciudad es la Catedral de Notre-Dame y ubicada en el centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. A nivel arquitectónico es  estilo gótico que además ofrece habitualmente espectáculos en torno a su reloj astronómico, además de poder admirar las vistas que ofrece desde su chapitel del río Rin así como de toda la ciudad.

A la hora de definir un recorrido por esta ciudad, es muy útil contar con el consejo de expertos locales que puedan guiarte y enseñarte la historia y cultura de los puntos de interés más importante. Es lo que sucede cuando hacemos un free tour en Estrasburgo con un guía local, que además podrá recomendarnos dónde comer, dónde comprar recuerdos o cómo desplazarte por la ciudad. Los lugares imprescindibles que debes visitar deberías intentar que estén ordenados, para que puedas ir paseando sin necesidad de dar vueltas absurdas. Por ejemplo, se podría hacer un recorrido en el que se empezara viendo la Catedral, después se pasara por la Casa Kammerzell, cerca encontrarás el Museo del Palacio Rohan, así como la Plaza du Marché Gayot. Si cruzas el río, llegarás al barrio alemán en el que se encuentra la Plaza de la República y siguiendo por ese lado del río llegas al Palacio de Justicia. Una vez este espectacular edificio, puedes volver de nuevo  a la isla para ver el Ayuntamiento (Hôtel de ville o el Hôtel de Hanau) así como las iglesias de San Pedro el Joven y San Pedro el Viejo para terminar yendo al barrio de la Petite France en el que destaca la Iglesia de Santo Tomás. Para acabar, te recomendamos que no te olvides del barrio Europeo en el que vera el edificio del Parlamento, así como la Corte Europea de Derechos Humanos.

Una de las alternativas que suelen ver con buenos ojos los que hacen un free walking tour en Estrasburgo, es dar un paseo en barco que les lleva sobre todo por el Casco Histórico y el barrio Europeo. Además, la gastronomía local siempre acompaña durante todo el recorrido, ayudando a los viajeros a coger fuerzas, así como a disfrutar de las especialidades locales.