Free tours en Tallin

4.6 (143 Opiniones)

Desde
Hasta

¿Qué ver en Tallin?

Europa puede presumir de contar con algunos de los destinos turísticos más bellos, mejor conservados y con mayor historia del mundo. Un ejemplo de ello es la capital de Estonia, Tallin. Reconocida como Patrimonio de la Humanidad en 1997, esta hermosa localidad a orillas del mar Báltico es un claro ejemplo de la ciudad medieval europea, con un impresionante casco histórico realmente impactante que ha llegado a nuestros días en excelentes condiciones de conservación. Conocida como la niña bonita del Báltico, esta villa de gran valor estratégico conocida anteriormente como “Kaluria” rezuma historia en cada una de sus esquinas. Lugar de paso de varios pueblos y culturas, ayudaron a forjar el carácter de esta ciudad que hoy en día es considerado uno de los destinos turísticos preferidos de Europa. Una parada perfecta para los amantes de la mejor gastronomía de la zona, como las salchichas “sauerkraut”, el “sült” o manos de cerdo, o la morcilla local conocida como “verivorst”. Un destino donde cultura, tradición e historia se conjugan para ofrecer una de las visitas más atractivas del norte de Europa.  

La capital estonia cuenta con una ingente oferta cultural que puede agobiar al turista, por lo que es recomendable apuntarse a el free walking tour en Tallin para poder aprovechar al máximo la estancia en la ciudad. Es recomendable ver la Plaza del Ayuntamiento, situada en pleno centro de la ciudad medieval, de un gran ambiente y punto de partida de muchos tours; otras paradas obligadas son los túneles de los Bastiones, así como el museo “Kiek in de Kök” o las impresionante Murallas que rodean la ciudad. 

Visitar la ciudad y su extensión, implica acercarse a puntos como el impresionante Mirador Patkuli o la Colina Toompea, otras paradas esenciales en cualquier tour profesional por la capital. La puerta Viru, El Parque Kadriorg y el Palacio son otros claros ejemplos de la completa oferta turística de este lugar, que precisa de varios días para poder disfrutarla y verla en su totalidad. No debemos olvidar otros lugares importantes en la zona de la ciudad baja donde poder visitar algunas de sus más importantes iglesias como la de San Olaf, La del Espíritu Santo o la de San Nicolás, así como la enigmática Casa de las Cabezas Negras y su hermosa puerta de entrada. En las afueras, el Museo Kumu, la Casa de Pedro el Grande, o el Convento de Pirita, son otros puntos de gran interés turístico.

Los viajeros que desean conocer la pequeña localidad europea, tiene en el free tour Tallin, la mejor alternativa para aprovechar su estancia al máximo. Una excelente manera de acercarse a los puntos turísticos más importantes, así como disfrutar de los rincones más relevantes y famosos de esta pequeña joya del Báltico. Otras ciudades que cuentan con visitas guiadas que merece la pena conocer son San Petersburgo y Estocolmo.