Londres es uno de los principales destinos turísticos tanto a nivel europeo como en todo el mundo. Son muchos los viajeros que tienen pensado hacer un viaje a la capital de Reino Unido, y para ello, se preparan para que la experiencia sea espectacular. Más allá de preparar la guía de viaje con los lugares imprescindibles que visitar en Londres, es importante saber cómo llegar hasta allí y de qué forma desplazarse hasta el centro de la ciudad.

Estas son las alternativas que existen para viajar a Londres, así como el recorrido y los transportes que te llevarán desde los aeropuertos (seguro que ya has visto que hay más de uno…) hasta el centro de la ciudad. Una vez que hayas llegado, si quieres conocer lo más importante de la ciudad y recibir recomendaciones sobre dónde comer, cómo desplazarte por la ciudad o qué zonas merece la pena visitar, deberías hacer un free tour en Londres con los mejores guías locales.

Visitar Londres con los mejores FREE TOURS

Viajar en avión

Actualmente cuenta con seis aeropuertos, siendo los de Heathrow y Gatwick los principales y los que mayor número de viajeros de todo el mundo reciben. Gracias a las compañías low cost, se pueden conseguir billetes bastante económicos, pudiendo sacar un viaje de ida y vuelta no por más de 50€. 

Heathrow

Con aproximadamente 90 millones de viajeros al año, Heathrow es considerado el aeropuerto más transitado de toda Europa. La verdad es que no nos cabe duda de ello, al tener conexión con más de noventa países. Casi nada, ¿eh? Está enfocado a vuelos intercontinentales y, aunque también tiene buenas conexiones con España gracias a Iberia y British Airways, se dice que es el aeropuerto más caro. Así que si tu intención es un viaje low cost, podrías descartar Heathrow de tu lista de destinos. 

Gatwick

Es el segundo aeropuerto más transitado de la ciudad, recibiendo un tráfico de unos 45 millones de pasajeros anuales. Está casi a 50 km al sur de Londres, por lo que si decides pasar un par de días en Brighton o en otras ciudades del sur del país, Gatwick puede ser tu aeropuerto de destino ideal. Operan numerosas compañías tanto charter como de low cost, así que variedad no le falta.

Luton

Si has decidido viajar hasta Londres en una compañía low cost, es muy probable que aterrices aquí, al ser el nido de las compañías de bajo coste. La distancia que separa a Luton del centro de la ciudad es casi la misma que en Gatwick, lo que en lugar de estar en el sur, se encuentra más al norte. Consta de una única terminal, convirtiéndolo en el aeropuerto principal más pequeño de la ciudad.

Stansted

Se encuentra a 48 km al noreste del centro y es, junto con Luton, el destino preferido de las compañías low costsobre todo de Ryanair. Así que si decides viajar hasta la capital de Reino Unido en esta compañía, ten prácticamente claro que terminarás aterrizando aquí. Tampoco es de los aeropuertos más grandes, constando también de una sola terminal. ¿La  ventaja? ¡Seguro que no te pierdes! El servicio que ofrece Stansted es más que aceptable y, a pesar de la lejanía, está muy bien conectado con el centro de la ciudad, al ser uno de los aeropuertos principales más transitados.

City Airport o “La City”

Es, con diferencia abismal, el aeropuerto más cercano a Londres, situado tan solo a 15 km de distancia. Algunos hasta dicen que es el único aeropuerto de la ciudad y creemos que no están nada equivocados. Comparado con los cuatro principales, no tiene tanto tránsito de viajeros. Aquí lo low cost se ha quedado atrás y es que, aterrizar en “La City” no es precisamente lo más barato. Este aeropuerto está principalmente enfocado a viajeros de negocios. En la actualidad, son cinco los destinos que operan desde España a City Airport, sumándose alguna más en verano.

Southend

Es el aeropuerto más lejano al núcleo urbano y el que menos conexión de transporte tiene con éste, por lo que no lo consideramos la mejor opción a no ser que la diferencia de precio del billete con otros aeropuertos compense. Es uno de los menos transitados, aunque gracias a la compañía de bajo coste EasyJet, cada vez son más los viajeros que terminan aterrizando aquí, aunque sigue sin ser lo más común.

Viajar en coche

¿Pero cómo voy a viajar a una isla en coche? No me cuentes milongas, mi coche no flota. Pues sí, puedes viajar a Londres en tu propio coche sin necesidad de que flote. Eso sí, carga a tope el depósito de combustible y ármate de paciencia para pasar casi un día dentro del vehículo si lo quieres hacer del tirón. Si no tienes prisa por llegar a Londres, siempre puedes ir haciendo paradas y conocer distintos puntos de Europa como pueden ser París. Lo que viene siendo un road trip en condiciones.

En el Canal de la Mancha se sitúa el famoso Eurotúnel, un conducto subterráneo de 55 kilómetros de distancia que conecta la costa de Francia con la de Reino Unido. Así que sí, tienes la posibilidad de viajar con tu coche bajo el agua y plantarte en la isla Británica en menos de 40 minutos. 

Si decides comenzar tu viaje desde España, ten en cuenta que casi los 2.000 kilómetros no te los va a quitar nadie. En primer lugar, tendrás que viajar hasta Calais, una ciudad ubicada a 300 kilómetros de la capital francesa. Allí encontrarás la entrada al famoso túnel que te conectará con Folkestone, un municipio costero situado a 115 kilómetros de Londres. Por lo que una vez en la terminal de destino, tendrás que viajar hasta la ciudad de Reino Unido que desees visitar. 

Atravesar el Eurotúnel

Pero no solo tienes porqué viajar en coche. A través del Eurotúnel, también puedes hacerlo en furgonetas, cámpers, motos y ¡hasta en bici! Esta última opción es la más barata de todas. También se puede hacer en tren, con el famoso tren de alta velocidad Eurostar. En esta alternativa nos centraremos después. Eso sí, la libertad que te da pasar el Eurotúnel en tu propio vehículo, no te lo da el tren. Y es que no existen restricciones de equipaje y hasta puedes ir con tu mascota. Así que si te planteas una mudanza, puede ser una muy buena opción. 

Esto está muy bien pero, ¿cuánto cuesta? Existen diferentes tarifas, pudiendo elegir aquella que mejor se adapte a tus necesidades. Cada ticket incluye un vehículo y hasta 9 pasajeros. Nada mal, ¿no? Los precios van desde £31 hasta los £220 aproximadamente. Puedes echar un vistazo a las tarifas en la página oficial del Eurotúnel. A estas tarifas les tendrías que sumar el precio del combustible. 

Como era de esperar, no es la opción que más puede gustar a nuestra cartera pero sí la más divertida y aventurera. 

Viajar en tren

Si viajas sin vehículo propio y le tienes pánico a los aviones, el tren de alta velocidad Eurostar puede ser tu opción. Conecta de forma directa Bruselas, Francia y Reino Unido. No, España no está en la lista pero las conexiones que existen actualmente merecen mucho la pena y, aunque no sea la opción más barata, es una forma de viajar diferente a la cumbre del Punk. 

Hay distintas tarifas, pudiendo elegir aquella que mejor se ajuste a lo que buscas (no tienes excusa para no probarlo) aunque los precios suelen oscilar entre los 50€ y 300€ aproximadamente. Puedes viajar hasta la estación de St Pancras, justo en el centro de la ciudad y al lado de la famosa estación de King Cross, que seguro que conoces por la aclamada saga mágica: Harry Potter

Además, Eurostar ofrece la posibilidad de reservar packs y escapadas tanto familiares como románticas a los diferentes destinos en los que opera. Los detalles de las ofertas, packs y tarifas puedes encontrarlos en la página oficial de Eurostar.

Viajar en barco

En el caso de que no tengas prisa por llegar a tu destino, viajar en barco puede ser una buena alternativa para aquellos que tienen pánico al avión o, simplemente, deciden emprender su viaje de un modo más original y divertido.

La compañía Brittany Ferries es la que ofrece el servicio de conexión entre el norte de España y el sur de Reino Unido. Existen varios trayectos, aunque el más común es Santander-Portsmouth debido a que esta última se encuentra a tan solo a una hora y veinte de la capital británica. El resto de rutas son: Santander-Plymouth, Bilbao-Plymouth y Bilbao-Portsmouth. 

Normalmente, la travesía suele estar disponible tres veces por semana y tiene una duración de un día aproximadamente, aunque esto depende de la temporada. 

En el barco encontrarás las instalaciones necesarias para hacer de tu trayecto una experiencia de lo más reconfortante, tal y como pueden ser restaurantes, tiendas, wifi o spa. 

Viajar en autobús

Aunque suene una locura, también puedes viajar hasta Reino Unido en autobús. Sí, sí, como lees. Personalmente, no recomendamos viajar por esa vía ya que te demorarás más de un día y los autobuses, como todos sabemos, no son conocidos por ser precisamente el vehículo más cómodo hasta la fecha. 

Desde España no existe una mala conexión, aunque sí que tendrás que hacer varios transbordos hasta llegar a tu destino. Si eres de los que te gusta viajar en carretera pero conducir no es lo tuyo, el autobús puede ser la solución para ti, pero ten en cuenta las horas de viaje y la comodidad de los asientos. 

Lo bueno de viajar de este modo es la cantidad de ciudades que puedes ver hasta que llegues a Londres. Si buscas las conexiones adecuadas, puedes visitar bonitas ciudades y pequeños pueblos de Francia.

Visitar Londres con los mejores FREE TOURS

¿Y cómo llego hasta el centro de Londres desde los aeropuertos?

Si viajas en coche o tren, tendrás la suerte de llegar al centro directamente, sin ningún tipo de complicaciones. No obstante, los aeropuertos tienen fama de no estar precisamente muy céntricos. Todos ellos suelen ubicarse a las afueras, por suerte todos ellos suelen estar muy bien conectados tanto por tren como por autobús.

Desde Heathrow

No es el más cercano pero sí el más transitado de todos los aeropuertos. Es por ello que es el mejor conectado con el centro de la ciudad, siendo el único de los principales desde el que puedes viajar al corazón de Londres en metro a través de la línea Piccadilly Line. La elección más rápida es el tren, mediante Heathrow Express, pudiendo llegar a tu destino en no más de veinte minutos. Si prefieres una alternativa en tren no tan rápida pero sí más barata, Heathrow Connect podría ser tu opción. También puedes llegar a tu destino en autobús o taxi. El autobús suele tardar más que el resto de transportes y el taxi puede salir algo más caro, aunque si prefieres llegar rápido a tu alojamiento o centro de la ciudad y de forma cómoda, un taxi o Uber es la solución. 

Desde Gatwick

La mayoría de los viajeros optan por el tren al ser lo más rápido y por contar con varias compañías como Gatwick Express, Southern Railway o Thameslink. Al haber varias opciones, siempre podrás elegir aquella que mejor se ajuste a tu bolsillo y al destino más cercano a tu alojamiento, ya sea Victoria Station como London Bridge entre otras estaciones. También puedes llegar a tu destino en taxi o bus, siendo esta última la más económica de todas.  

Desde Luton

Se encuentra a más de cincuenta kilómetros del centro, por lo que un taxi no sería la mejor opción para moverse hasta el núcleo urbano. Lo más cómodo es, según los viajeros, ir en tren. Hay varias compañías que ofertan este servicio, pudiendo estar, en tan solo cuarenta minutos, recorriendo las calles principales de la ciudad. Si buscas algo más económico, es bus es la mejor alternativa. Hay varias compañías que ofrecen este trayecto tales como National Express o Terravision, pudiendo elegir la que mejor se ajuste a ti. Conecta directamente con estaciones céntricas tales como la de Victoria o Baker Street. Eso sí, los autobuses pueden llegar a demorarse casi dos horas, así que si tienes prisa puede que no sea lo tuyo. 

Desde Stansted

Al igual que Luton, es uno de los aeropuertos más lejanos al núcleo urbano, por lo que el taxi es la opción que menos puede gustar a nuestros bolsillos. Aunque si buscas una forma de trasladarte de lo más cómoda, tanto taxi como un transfer privado puede ser la alternativa que estás buscando. Aún así, la opción más común entre los viajeros a Stansted suele ser el tren. Cuenta con una conexión rápida llamada Stansted Expresspudiendo pisar el centro de la ciudad en tan solo cincuenta minutos

Además, este aeropuerto cuenta con una estación de autobuses propia, conectándose así con el centro y con otras áreas del país de forma rápida y efectiva. Los precios suelen oscilar entre los 10€, bastante económico. Las más conocidas son National Express y Terravision

Desde City Airport

Por ser el aeropuerto más cercano a la ciudad, es de los pocos, junto con Heathrow, desde el que puedes llegar al centro en metro o a través de la conocida línea de monorraíl DLR. En menos de media hora estarás en las calles principales de la ciudad. 

Con una frecuencia entre diez y cuatro minutos, la DLR tiene fama de ser un poco liosa si no la conoces. Así que te recomendamos que cojas el tren dirección Bank o Tower Gateway y que estés pendiente del trayecto para no terminar en la otra punta de la Londres. 

Una opción que tampoco está nada mal es tomar el autobúsLos números que te llevan hasta el centro son el 473 y 474. ¡Así que tenlo en cuenta para no perderte! Con la famosa Oyster Card (una tarjeta de transporte que te recomendamos desde ya que compres si decides visitar la capital de Reino Unido) el precio del viaje es tan solo £1,50. ¡Una ganga para ser Londres!

Al estar cerca del centro, un taxi o Uber tampoco es una mala opción si decides gastar un poco más. Los precios van desde los £20 a los £50.

Desde Southend

El aeropuerto de Southend no es precisamente de los más transitados que existen, es por esta razón que las conexiones hasta el centro no son de las mejores, pudiendo llegar a él tan solo en tren. 

Con una frecuencia de 20 minutos y un trayecto de casi una hora, Great Anglia es la mejor opción. Los precios van desde las £5. También puedes ir en autobús, aunque el trayecto es más largo al no ir directamente al centro. El autobús de Southend te lleva directamente hasta Stansted. Ya desde allí puedes tomar una de las opciones existentes Stansted-Londres. 

Sea cual sea la opción que decidas tomar para llegar al centro de Londres, te recomendamos que compres la famosa tarjeta de prepago Oyster Card. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Con la Oyster Card podrás viajar por todo el centro de Londres aprovechando buenas tarifas que de normal no tendrías. Se puede usar tanto en tranvía, metro o autobús. Puedes comprarla en cualquier estación y también en el aeropuerto. Además, si no has gastado todo el saldo, te lo devuelven sin problema.