Te presentamos la guía más completa de Cracovia, con los puntos de interés que tienes que ver en tu visita a esta ciudad de Polonia. Si buscas conocer la ciudad a fondo, estas recomendaciones están hechas por guías locales de GuruWalk que nos cuentan qué lugares imprescindibles de Cracovia merece la pena ver y visitar, para que no te dejes ningún monumento, museo, calle o barrio por descubrir.

Cracovia es una de las ciudades más bonitas de Polonia, siendo junto a Varsovia los destinos más visitados por los viajeros en el país. Se encuentra ubicada en el sur, a orillas del río Vístula, además de contar con un amplio patrimonio histórico repartidos entre sus principales barrios: Ciudad Vieja, la colina Wawel, Kazimierz o lugares muy próximos a la ciudad como el campo de concentración de Auschwitz o las minas de sal de Wieliczka.

De hecho, es una ciudad que guarda cierta similitud con Praga (qué ver) por la historia común que han compartido, aunque también con Roma o Londres por la cantidad de monumentos y edificios que hay para visitar repartidos por toda la ciudad.

La mejor manera de ver y visitar Cracovia: hacer un free tour

Una forma de visitar esta histórica ciudad es hacer alguno de los free tours que hay en Cracovia en GuruWalk. Un guía local te acompañará en un recorrido diseñado para que aproveches al máximo tu visita, aprendas la historia y curiosidades de los monumentos, edificios y calles de una manera distendida y divertida.

Si nunca has vivido la experiencia de hacer este tipo de visitas guiadas, puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre qué es un free tour, en el que explicamos en qué consiste esta forma de hacer turismo.

¿Has probado los free tours? Visita la ciudad de una manera diferente junto a un guía local oficial.

GuruWalk

¿Qué ver en Cracovia en 1 o 3 días (un fin de semana)?

Cracovia es uno de los lugares imprescindibles en Europa. Su historia, su arquitectura y sus monumentos hacen de esta metrópoli un sitio único con un importante atractivo cultural. La que fuera la antigua capital de Polonia hasta 1596 es una de las ciudades más bellas del antiguo continente.

Kraków, como se conoce a Cracovia en polaco, es una gran urbe ubicada al sur del país y atravesada por el río Vístula, cerca de la frontera con la República Checa y Eslovaquia, se ha convertido en todo un referente cultural de Polonia.

Rutas e itinerarios por días en Cracovia

✓ ¿Qué ver en Cracovia en 3 días?


Día 1: Plaza del Mercado, Basílica de Santa María, Cloth Hall, Rynek Underground, Iglesia de San Pedro y San Pablo, Castillo de Wawel, Catedral de Wawel y terminar con un Paseo por el Río Wisla.

Día 2: Campo de Concentración de Auschwitz y el barrio judío de Kazimierz.

Día 3: Nowa Huta, La Fábrica Schindler y la Plaza Central de Nowa Huta.

✓ ¿Cuál es el mejor recorrido para visitar Cracovia en 1 día?

Esta sería la mejor ruta para ver Cracovia en 1 día:

1. Orilla del río Vístula hasta la colina del Castillo de Wawel, ver el castillo por fuera.

2. Entrar a la cripta de la catedral, ver la Capilla de Segismundo así como el mausoleo de San Estanislao y subir a la Torre de Segismundo.

3. Entra en el casco antiguo siguiendo la calle Grodzka y Kanonicka, ver por fuera la Iglesia de San Pedro y San Pablo.

4. Ir a la calle Passage 13, llegar a la Plaza del Mercado, continúa viendo el Collegium Maius.

5. Después ir a ver el parque Planty hasta la puerta Florián, ir por la calle de Florianska para terminar en la Plaza Maly Rynek.

Te explicamos cuáles son los lugares indispensables que ver y visitar en Cracovia para que te hagas tu propio recorrido. En función del tiempo que vayas, podrás ver más o menos monumentos y edificios emblemáticos pero tampoco te agobies, elige los que más te llamen la atención y disfruta de la visita.

1. Campo de concentración de Auschwitz

Hablar de Cracovia es hablar de Polonia y del primer cambio de milenio. Mil años de trayectoria entre reyes y castillos dignos de conocer. Como parte importante de su historia se encuentra la antesala de la II Guerra Mundial y su legado judío, como sus monumentos a las víctimas del Holocausto, las sinagogas, y sus campos de concentración.

Aproximadamente a unos 70 km de Cracovia se encuentran dos ellos, cercanos uno del otro. Auschwitz I es el campo de concentración original creado en 1940 y Auschwitz II o Birkenau es el campo de exterminio creado en 1941. Auschwitz I es el mayor campo de concentración tras la invasión de los nazis a Polonia. Fue el histórico centro de exterminio en el que murieron más de un millón de personas. 

Visitar los campos de concentración en Cracovia es imprescindible si se planea viajar a Polonia, ya que son lugares esenciales que conocer. Esta ciudad encierra entre sus muros hay un sin fin de historias sobrecogedoras. Son sitios que, aunque son estremecedores, son visitas primordiales para conocer la historia de la ciudad.

Auschwitz I 

El campo de concentración Auschwitz I se construyó para recibir a los prisioneros políticos polacos. Sin embargo fue utilizado con otros propósitos, allí fueron encerrados además de los prisioneros políticos polacos, miembros de la resistencia, gitanos, intelectuales, homosexuales y judíos. Estos últimos eran engañados por los nazis, les hacían creer que iban a trabajar, pero al llegar a los campos y ya cansados por el viaje, o los ponían a trabajar o los asesinaban. Muchas veces el mismo trabajo tan duro e intenso los terminaba matando.

El campo de concentración estaba dividido en varios bloques. Había uno muy particular, el bloque 11, que era más bien conocido como «el bloque de la muerte». En este lugar se les aplicaban los castigos en donde eran encerrados los judíos en pequeñas celdas y se les dejaba morir de hambre, o los ejecutaban o colgaban.

En los distintos bloques del campo, se ven las malas condiciones en las que vivían los prisioneros. Se pueden apreciar colecciones de diferentes objetos que les fueron robados a los presos antes de ejecutarlos.  

Auschwitz II – Birkenau

Se trata del campo de concentración de mayor tamaño, contaba con un total de 175 hectáreas. Estaba dividido y cercado con verjas electrificadas y púas. Se construyó en el año 1941 en Birkenau a tan solo 3 kilómetros del campo principal. Fue nombrada como «Solución Final» porque ahí se pretendía acabar con la población judía. Estaba equipado con hornos crematorios y 5 cámaras de gas, cada cual con capacidad de 2.500 personas.

Las personas llegaban al campo después de un largo viaje sin comida ni agua. Los alemanes seleccionaban a los prisioneros dependiendo de su estado de salud. Por un lado, a los prisioneros poco aptos los enviaban directamente a la cámara de gas,  ya fallecidos les quitaban todas sus cosas de valor y después los cremaban. En cambio, a los prisioneros que estaban en buenas condiciones los mandaban a trabajar o les servían como experimento para sus diferentes pruebas. 

En los campos se pueden ver algunas construcciones originales, como letrinas, cámaras de gas y restos de hornos crematorios. En 1945 ante la inminente entrada de los rusos a Polonia, los nazis intentaron destruir estos hornos antes de su huida, para erradicar cualquier tipo de huella, sin embargo no lo hicieron. En enero de 1945 las tropas rusas liberaron a los prisioneros que todavía quedaban en el campo, pero desgraciadamente muchos se encontraban apenas con vida y otros tantos muy enfermos.

Se recomienda escoger una visita guiada, disponible en varios idiomas, para comprender toda la historia que cuenta el lugar.

PRECIO– Entrada con guía en español: 50PLN.
– Excursión a Auschwitz-Birkenau: 155PLN.
– Excursión a Auschwitz-Birkenau 180 zł.
HORARIO– Todos los días de 7:30 a 14:00-19:00 horas (en función de la época del año).

2. Plaza del Mercado

La Plaza del Mercado de Cracovia, construida en 1257, es un inmenso espacio en el centro de la ciudad compuesto de 40.000 metros cuadrados. A día de hoy es la plaza medieval conservada más amplia del continente.

Desde la edad media, esta plaza llamada Rynek Glówny, ha sido el gran corazón de la ciudad. En ella se ha comerciado, han tenido lugar celebraciones de toda índole y, durante la ocupación nazi, perdió su nombre por el de Adolf Hitler Platz.

¿Qué ver en la plaza del Mercado de Cracovia?

Aparte de sus numerosas terrazas, su ambiente dinámico y las bonitas fachadas de sus construcciones, en la plaza se encuentran destacados monumentos y edificios con relevante valor histórico:

– En el centro se encuentra la estatua del célebre poeta polaco Adam Mickiewicz.

– La Lonja de los Paños (Sukiennice) es un gran edificio de estilo renacentista con fachada en color crema y un lateral construido con arcos y columnas. Antiguamente, fue un centro para los comerciantes, ahora reconvertido en museo y espacio comercial.

– La Torre del Antiguo Ayuntamiento es lo único que quedó tras la demolición del resto del edificio en 1820. Hoy en día es un mirador al que se puede subir para ver las vistas de la ciudad.

– La Basílica de Santa María es un templo gótico del siglo XV que se encuentra justo en frente de la Lonja.

3. Fábrica de Oskar Schindler

Cracovia ofrece a sus visitantes 28 museos llenos de historia, arte y cultura. Por lo que fue nominada como “Capital Cultural Europea” en el año 2000. En sus museos se encuentran cuadros de Rembrandt y Da Vinci entre muchos más ilustres artistas. Sin embargo, uno de los más visitados es la Fábrica de Oskar Schindler.

La fábrica de esmaltados del empresario alemán Oskar Schindler es un antiguo gueto situado cerca del barrio judío. En la Segunda Guerra Mundial los nazis llevaron a miles de judíos de toda la ciudad a este lugar rodeado de murallas en donde separaban y aislaban a los judíos para después asesinarlos. En la fábrica, el alemán Oskar Schindler salvó de la muerte a muchos de ellos, exponiendo su vida para salvar a sus empleados de los campos de concentración. 

Oskar Schindler fue un empresario alemán muy ambicioso, fue un afiliado del partido Nazi que estaba siempre en busca de buenas oportunidades de negocio. Contrataba a los judíos para que trabajaran en su fábrica porque su mano de obra era muy barata. La principal función era producir engranajes, acero y cables. Aunque tiempo después también se dedicaron a elaborar láminas de metal, utilizando soluciones de ácido sulfúrico. Además era el almacén de los esmaltados, con los que se cubrían dichas láminas.  

Cuando se dio cuenta de la terrible finalidad del holocausto Oskar hizo maniobras para proteger las vidas de sus empleados. Solo gracias a que en esa época trabajaban para él, los pudo defender del régimen nazi, evitando que se los llevaran al campo de exterminio.

Como resultado al apoyo de Oskar Schindler, más de mil judíos se salvaron de la muerte, pero él desgraciadamente acabó en la ruina. 

Actualmente la fábrica es el Museo del Holocausto, un museo que acoge la exposición permanente «Cracovia bajo la ocupación nazi». En la exposición se encuentran sonidos, fotos y grabaciones que llevan a los visitantes al lado más trágico y oscuro de la historia de la masacre nazi

Top lugares imprescindibles que visitar en Cracovia

Durante el recorrido a la fábrica se visitan las salas en donde se pueden ver los antiguos despachos y talleres transformados en un túnel de los sentidos. Cada oficina ha sido cambiada en un trozo o bloque de la historia de la ocupación. Se podrá descubrir en todas ellas los efectos de la invasión de los nazis en Polonia, con las condiciones tan deplorables de la vida de los judíos vivieron durante la ocupación.

La Fábrica de Oskar Schindler se encuentra ubicada en el número 4 de la calle ul. Lipowa en el distrito de Zabłocie, en Cracovia, la pequeña Polonia. En este museo la experiencia que todos los visitantes tienen es especial. Ya que por un lado está la emotiva historia del apoyo del empresario alemán, que sin ninguna razón personal de peso apoyó a esta gente.

Por otro lado, se vive de cerca la historia de lo sucedido dentro de uno de los lugares más representativos de la época. Es una sensación que solo se vive en su visita. Por eso es una parada obligatoria si se viaja a esta región y se quiere profundizar para comprender todo lo relacionado con esta parte de la dura historia de Cracovia. 

Este sitio despierta mucho interés entre los turistas, por lo que para evitar colas se aconseja sacar la entrada con antelación en la página web del museo.

PRECIO– Adultos: 24PLN.
– Estudiantes: 18PLN.
*Lunes: entrada gratuita (excepto primer lunes del mes).
HORARIO[+] Desde abril hasta octubre:
– Lunes: de 10:00 a 16:00 horas.
– De martes a domingo: de 9:00 a 20:00 horas.
[+] Desde noviembre hasta marzo:
– Lunes: de 10:00 a 14:00 horas.
– De martes a domingo: de 10:00 a 18:00 horas.

4. Castillo de Wawel

El Castillo de Wawel se alzó en el siglo XIV por orden de Casimiro III El Grande, Rey de Polonia. Situado en la colina, a orillas del río Vístula, se halla esta majestuosa construcción constituida de un conjunto de edificios que rodean un gran patio central.

En cuanto a su arquitectura renacentista, destacan sus partes de estilo románico y numerosos elementos góticos. Fue obra de los artistas Eberhard Rosemberg y Francisco de Florencia, quienes no pudieron verlo terminado, encargándose de continuar sus obras Benedykt y Bartolomeo Berrecci.

La que fuera la residencia de los monarcas de Polonia hasta su abandono, tras trasladarse la capital del país a Varsovia, fue ocupada posteriormente en varias ocasiones. El ejército prusiano se apropió del castillo, modificando elementos arquitectónicos, y siglos más tarde, durante la II Guerra Mundial fue la sede del Gobernador de Polonia.

No puedes irte de allí sin ver el Dragón de Wawel, una gigante estatua fruto de una historia legendaria. Según el relato, un dragón habitaba en la cueva que ahora lleva su nombre.

Si estás durante un fin de semana en Cracovia, quizás te interese saber que los domingos la entrada es gratuita.

PRECIOSalas de Estado:
Adultos: 18PLN.
Reducida: 10PLN.

Apartamentos Reales:
Adultos: 23PLN.
Reducida: 18PLN.

Tesoro de la Corona y Armería:
Adultos: 18PLN.
Reducida: 10PLN

Arte Oriental:
Adultos: 7PLN.
Reducida: 4PLN.

The Lost Wawel:
Adultos: 8PLN.
Reducida: 5PLN.

*Entrada gratuita: Los lunes desde abril hasta octubre de 9:30 a 13:00 horas y los domingos desde diciembre hasta marzo de 10:00 a 16:00 horas.
HORARIONormalmente de 9:30 a 16:00 o 17:00 horas (cada parte del castillo tiene diferentes horarios).

5. Catedral de Wawel, uno de los mejores lugares para visitar en Cracovia

La Catedral de Cracovia es un punto de interés muy importante y de gran peso para sus habitantes. Se trata de un gran icono cracoviano situado de la Colina de Wawel. Exactamente en Wawel 3, 31-001, en la ciudad de Cracovia. Para llegar se recomienda llegar caminando por el Camino Real. Se tarda alrededor de un cuarto de hora desde Plaza del Mercado.

Antiguamente era el lugar de la coronación de los reyes de Polonia. Es conocida también como “La Catedral de los Tres Santos” por estar dedicada a San Estanislao el patrón de Polonia, a San Wenceslao el monarca que fue asesinado por su hermano y canonizado, y a Santa Eduvigis que es la patrona de las reinas. 

La Catedral de Wawel o Catedral de San Wenceslao y San Estanislao, al mismo tiempo Catedral de Cracovia, es el santuario nacional de Polonia. Fue construida sobre los restos de una iglesia del año 1000 a inicios del siglo XIV. En su fachada se aprecia una mezcla de arte gótico, barroco, románico y del renacimiento. 

Dentro de la catedral se encuentran varios lugares de interés que se pueden visitar como el mausoleo de San Estanislao. Se encuentra en la nave de la catedral, hay que recordar que es el patrón de Polonia. Además también es recomendable visitar las criptas, ahí se encuentran los cuerpos de personajes ilustres, así como obispos, monarcas y algunos de los héroes nacionales. Es imprescindible ver la capilla de la Santa Cruz construida con mármol rosa, la de mármol rojo del Obispo Zadzik y los sepulcros del general polaco Tadeusz Kościuszko, quien luchó contra la ocupación rusa y en la Guerra de Independencia de los EE.UU.

Por otro lado, no hay que dejar de visitar la capilla y la gran campana de Segismundo. Uno de los espacios que no se debe dejar de visitar, es la Capilla de Segismundo. La cual es considerada el ejemplo más bonito y representativo del Renacimiento italiano del norte de los Alpes. 

Además de ser la catedral más importante de Polonia, fue el escenario de imponentes coronaciones y grandes funerales de sus monarcas. Es donde en su época se centralizaba todo el poder religioso y político polaco. La catedral, también es el panteón nacional en el que se encuentran 18 capillas funerarias. Es obra del italiano Bartolomeo Berrecci y el mejor ejemplo de arte renacentista de Polonia.

En uno de los extremos del centro histórico de Cracovia se encuentra el camino que lleva a la Colina de Wawel. Este camino lleva directamente al Castillo y a la Catedral, dos lugares imprescindibles que visitar en Cracovia. La Catedral pertenece al grupo de edificios religiosos más importantes que ver en Polonia junto con el castillo y las vistas al río Vístula que dan una imagen imborrable en la memoria de cualquier turista.

Dentro del Castillo de Wawel se aprecian las salas de estado, la armería, los apartamentos reales y el tesoro de la corona. Se lleva a un recorrido por la cueva del dragón de Wawel, un interesante paseo por la historia y legados en Cracovia. 

PRECIO– Adultos: 12PLN.
– Estudiantes y pensionistas: 7PLN.
HORARIO[+] Desde abril hasta octubre:
– De lunes a sábado: de 9:00 a 17:00 horas.
– Domingos: de 12:30 a 17:00 horas.
[+] Desde noviembre hasta marzo:
– De lunes a sábado: de 9:00 a 16:00 horas.
– Domingos: de 12:30 a 16:00 horas.

6. Minas de sal de Wieliczka

Las Minas de Sal de Wielickza son visitadas anualmente por más de 1 millón de turistas y están declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Son las minas más antiguas de Europa todavía en funcionamiento. Fue en el siglo XIII cuando se descubrió la existencia de sal gema en la zona, desde entonces se lleva a cabo una explotación minera. Actualmente se ha excavado hasta una profundidad de más de 300 metros y sus galerías recorren más de 300 kilómetros.

Lo más sorprendente del lugar no son solo sus amplias galerías, sino que se han esculpido sobre la sal increíbles capillas, monumentos y catedrales subterráneas. Se aconseja ir a las minas con calzado cómodo y antideslizante, ya que hay que bajar a pie más de 400 escalones, y bien abrigados, debido a sus 13 grados en el interior. Por suerte, para volver a subir hay un pequeño ascensor de mineros.

Las minas están localizadas a menos de 20 kilómetros de Cracovia, por lo que puedes llegar fácilmente en autobús o tren. Las visitas se realizan con un guía en español o inglés en grupos de 20 personas cada hora.

PRECIO– Adultos: 12PLN.
– Estudiantes y pensionistas: 7PLN.
HORARIO[+] Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre: de 7:30 a 19:30 horas.
[+] Desde el 2 de noviembre hasta el 31 de marzo: de 8:00 a 17:00 horas.

7. Planty

El parque de Planty es el jardín urbano más importante de la ciudad que se extiende a lo largo de 4 kilómetros. Su forma es circular y rodea el área más antigua de la población. Se creó en el siglo XIX para sustituir las antiguas murallas medievales de la ciudad.

Un paseo por este maravilloso espacio verde es una oportunidad para recorrer el núcleo urbano de la manera más agradable.

En las calles que quedan dentro de los jardines se encuentran edificios tan emblemáticos como la Plaza del Mercado, los teatros Odwrócony y Slowacki, el Museo Histórico de Cracovia, la Universidad Jagiellonski que contiene el Collegium Maius o el Museo Arqueológico.

8. Sinagoga Vieja-Nueva

La que se conoce como Sinagoga antigua o vieja es el edificio religioso más importante del barrio judío de Cracovia y la más antigua de Polonia, erigida en el siglo XV.

Aunque en su origen era de estilo gótico, la sinagoga se tuvo que reconstruir debido a un incendio. Por tanto, el edificio que puedes visitar es de estilo renacentista, ya que era el predominante en el siglo XVI.

Durante la II Guerra Mundial, la edificación sufrió mucho a causa de la invasión nazi, quienes la tomaron como almacén durante la ocupación, destruyendo el techo, los muebles antiguos y partes de su estructura. A partir de los años 50 se comenzó su restauración y se convirtió en un museo judío que relata la historia cultural de su pueblo. Allí se puede ver una colección que incluye objetos ceremoniales, elementos decorativos, indumentaria típica, artesanía y otros artículos de la vida cotidiana judía.

PRECIO– Adultos: 12PLN.
– Estudiantes y pensionistas: 7PLN.
HORARIO[+] Desde noviembre hasta marzo:
– Lunes: de 10:00 a 14:00 horas.
– De martes a jueves, sábados y domingos: de 9:00 a 16:00 horas.
*Viernes: de 10:00 a 17:00 horas.
[+] Desde abril hasta octubre:
– Lunes: de 10:00 a 14:00 horas.
– De martes a domingo: de 9:00 a 17:00 horas.

9. Sinagoga Remuh

La Sinagoga Remuh no es la más impresionante de la ciudad, pero sí que es la única que continúa su actividad religiosa. Es un edificio de culto del siglo XVI que destaca por su ambiente acogedor y reverente, mandado construir debido a que la Sinagoga Vieja era insuficiente para ofrecer espacio a la gran comunidad judía que habitaba en la zona en aquellos años. Su nombre le viene dado por un célebre rabino que ejercía en aquella época.

Está ubicada en Kazimierz , el barrio judío de la ciudad. En el jardín del austero templo se encuentra un cementerio judío. A pesar de los ataques a su patrimonio por parte de los nazis, aún se conservan algunas lápidas antiguas en hebreo. Sobre las paredes del jardín se aprecian textos que homenajean a las víctimas del Holocausto.

Debes saber que para visitar la sinagoga y sus exteriores se pide a los visitantes que se pongan sobre la cabeza un kipá, el sombrero judío, como símbolo de respeto.

PRECIO– Adultos: 12PLN.
– Estudiantes y pensionistas: 7PLN.
HORARIO[+] Desde noviembre hasta abril: de 9:00 a 16:00 horas.
[+] Desde mayo hasta octubre: de 9:00 a 18:00 horas.
*Sábados y festividades judías: cerrado.

10. Barbacana

Cruzando la puerta Florián se encuentra la Barbacana de Cracovia, una estructura defensiva de estilo gótico que estaba conectada a las murallas. Construida en 1498 la barbacana cuenta con una arquitectura peculiar, tiene una planta circular de más de 20 metros de diámetro y un muro muy ancho de ladrillo con un exterior que se eleva en forma de cilindro. No se puede pasar desapercibida la trinchera o foso que la rodea. 

En la fachada se observan 130 saeteras, huecos en el muro de donde se disparaban flechas a los atacantes, y 7 torreones de vigilancia. La Barbacana conectaba con otras ciudades y custodió los accesos a la Puerta de San Florián por donde empieza el Camino Real, que era recorrido por los antiguos reyes antes de ser coronados hasta el Castillo de Wawel.

Esta Puerta de Florián durante siglos fue la puerta principal de entrada a la ciudad amurallada. Por eso es un lugar importante que visitar al viajar por Cracovia. De la gran muralla que rodeó por siglos la ciudad medieval, sus 39 torres y sus 8 puertas solamente se conserva la puerta de Florián un pedazo de 200 metros de muralla y 2 torres, la de los Ebanistas y la de los Carpinteros.

Decidieron levantar la Barbacana por causa de una violenta invasión otomana a Cracovia, una decisión que se llevó a cabo a finales del siglo XV, Su estilo austero con funciones militares dictaron un estilo gótico. Pasear por las murallas da la oportunidad de conocer al mismo tiempo dos ejemplos de arquitectura militar y medieval típicos en esa época de Cracovia.

Además, actualmente es uno de los rincones favoritos de los turistas. Ya que continuamente hay exposiciones. Lo recomendable es entrar y hacer un recorrido para disfrutar de las obras que se exhiben de artistas locales. 

Cracovia es la ciudad más cultural de Polonia y cuenta con numerosos palacios medievales y museos que son muy llamativos para el turismo. Es una ciudad asequible por lo que se puede aprovechar para comprar y disfrutar de buenos hoteles y servicios a muy buenos precios. Además, dispone de una de las mejores cocinas del mundo. Se trata de una comida sabrosa, con porciones grandes y a bajos precios. No hay nadie que se resista a esta bonita e interesante ciudad medieval.

La gente de Cracovia es muy amable y educada. Por lo que no suele haber ningún problema para viajar y desenvolverse en la ciudad. Ya sea si se pasa solo un fin de semana, o si se decide dedicar más días para vivir su historia al máximo, a través de sus muros y su arquitectura medieval. Recorrer una de las ciudades más antiguas, grandes e importantes de Polonia es muy importante. Además, tiene una animada vida nocturna y suficientes atractivos a considerar para visitarla. 

PRECIO– Adultos: 12PLN.
– Estudiantes y pensionistas: 7PLN.
HORARIO[+] Desde abril hasta octubre: Todos los días de 10:30 a 18:00 horas.
[+] Desde el 15 hasta el 30 de octubre: Todos los días de 10:30 a 17:00 horas.
*Desde noviembre hasta marzo: cerrado.
*Cerrado el segundo lunes de cada mes.

11. Stare Miasto (Ciudad Antigua, Casco Antiguo)

Lo que se conoce como Stare Miasto es la antigua ciudad de Cracovia, en la época medieval totalmente amurallada. Lo que en la actualidad es el casco antiguo o histórico es probablemente la zona más bonita de toda la urbe, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad por su historia y riqueza arquitectónica.

Si te preguntas qué ver y hacer en Cracovia, te aseguramos que la mejor ruta empieza aquí.

¿Qué ver y hacer en el casco antiguo (Stare Miasto) Cracovia?

Callejear por el centro es un acierto, ya que puedes encontrar lugares con encanto en cada rincón. Un buen itinerario puede ser el que comienza en la Barbacana, desde donde se accede al interior del anillo del parque Planty.

Algunos de los principales atractivos de Cracovia se encuentran en esta área:

– La Plaza del Mercado es el centro neurálgico de la zona antigua. En su explanada se encuentra, entre otras muchas joyas, la Lonja de los Paños y la Basílica de Santa María.

– El Museo Subterráneo de Cracovia no deja indiferente a nadie. Muestra el resultado de las excavaciones arqueológicas bajo la Plaza del Mercado. Estas han dejado al descubierto los vestigios de los anteriores pobladores de la ciudad.

– El Centro de Cultura Internacional es un espacio especializado en patrimonio cultural de Centroeuropa. Ubicado en una antigua casa de la burguesía, acoge exposiciones de arte y se desarrollan proyectos de investigación.

– La Galería de Arte Contemporáneo Bunker quefunciona como espacio de exposiciones y de divulgación artística.

– El Museo Czartoryski, llamado así por la princesa que lo fundó en 1796. Su exposición alberga antigüedades y piezas de coleccionismo de la cultura europea, entre las que destaca el cuadro La dama del armiño, de Leonardo Da Vinci.

– El Museo Geológico de Cracovia, destacado lugar de exposiciones y de investigación científica.

– El Collegium Maius, el primer edificio de la Universidad Jagellónica que data del año 1400. Algunos de sus estudiantes más ilustres fueron Nicolás Copérnico o el papa Juan Pablo II. Actualmente, es un museo de historia científica.

– La Milla Real es el nombre con el que se conoce a las elegantes calles Grodzka y Florianska, antiguo recorrido de coronación de reyes de camino a la catedral. Juntas atraviesan el casco antiguo de norte a sur y bordean Rynek Glówny, siendo una continuación de la otra.

12. Kazimierz (Barrio judío de Cracovia)

Kazimierz es el nombre del barrio histórico judío de Cracovia. Su nombre se debe a que fue el Rey Casimiro III quien fundó la ciudad en el siglo XIV, anexionada con el tiempo a la ciudad y pasando a ser un barrio de esta. Es el segundo barrio de Cracovia reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1978.

La población judía vivió en este distrito hasta el estallido de la guerra. En esa época fueron expulsados hacia el gueto Podgorze, ubicado en una parte alejada de la ciudad donde habitaban hacinados en pequeñas viviendas.

Hoy en día es un barrio que ha recuperado su dinamismo, ya que es una zona activa y moderna con muchos restaurantes, locales de ocio, así como sinagogas y museos.

¿Qué ver en Kazimierz, el barrio judío de Cracovia?

Estos son los must del barrio judío, el resto tendrás que descubrirlos tú mismo:

– Las sinagogas: en el corazón del barrio se sitúan siete templos judíos. Los más conocidos son la Sinagoga Stara (antigua), la Remuh y la Poppera, pero existen otras interesantes para conocer con mayor profundidad la cultura judía, como las sinagogas Kupa, Tempel, Izaaka o Alta.

– La calle Szeroka es una avenida amplia que nos hace sentir que estamos más bien en una plaza. Es el centro del barrio, un lugar perfecto para disfrutar del ambiente y tomar algo en una terraza.

Vale la pena ir a Kazimierz acompañados de un guía para revivir la historia que tuvo lugar en sus calles. Desde ahí, a través Bernatek puedes llegar hasta Podgorze y ver el antiguo gueto de judíos desplazados de Cracovia.

– La estatua de Jan Karski, próxima al la sinagoga Remuh, rinde homenaje a la figura del residente polaco que dio voz a las víctimas del genocidio.

– La Plaza Nowy es un enclave perfecto para los que saben disfrutar de la comida callejera local. Por pocos eslotis (zloty), puedes probar delicias polacas, como la zapiekanka, una rebanada de pan enorme preparada tipo pizza.

13. Basílica de Santa María

La Basílica de Santa María es uno de los lugares imprescindibles que visitar en la Plaza del Mercado de Cracovia (Plaza Rynek Glówny) y para muchos la iglesia más importante de la ciudad. Esta imponente obra arquitectónica gótica data del siglo XIV, edificada en ladrillo a causa de la escasez de piedra en Polonia.

En su interior destacan los elementos de estilo barroco y gótico, así como su gran magnitud distribuida en tres naves. La basílica alberga una reconocida obra de arte: el retablo de madera realizado por el artista alemán Veit Stoss.

Una de sus originalidades más reseñables es que la basílica tiene dos torres elevadas, pero de diferente altura y remate. Existen algunas leyendas que explican semejante singularidad, aunque no se conoce con exactitud cuál es el motivo real.

La torre de menor altura ha funcionado siempre como campanario. La torre más alta, llamada hejnalica, fue durante siglos una torre vigía y en la actualidad se puede subir para disfrutar de unas asombrosas vistas de la ciudad. Desde lo más alto, se toca cada día una melodía de trompeta llamada Hejnal Mariacki que se detiene con brusquedad en la mitad, en homenaje a un vigilante que murió mientras avisaba a la población durante un asedio. Resulta interesante quedarse frente a la basílica para escucharla, lo cual no es difícil porque suena cada hora.

PRECIO[+] Catedral:
– Adultos: 10PLN.
– Estudiantes: 5PLN.
– Mayores de 65 años: 8PLN.
[+] Torre:
– Adultos: 15PLN.
– Estudiantes: 10PLN.
HORARIO– De lunes a sábado: de 11:30 a 18:00 horas.
– Domingos: de 14:00 a 18:00 horas.

14. Torre del antiguo Ayuntamiento

La gran Torre del antiguo Ayuntamiento, edificada en ladrillo rojo y piedra, es lo único que queda del edificio de la vieja municipalidad de Cracovia, a excepción de la puerta ahora expuesta en el Collegium Maius.

Esta obra del siglo XIII de estilo gótico y cúpula barroca se alza hasta los 75 metros de altura, lo que la convierte en un fabuloso mirador de la ciudad. Debido al paso del tiempo, se observa ligeramente inclinada hacia la derecha, lo que hace que sea aún más original.

En su puerta hay dos solemnes leones de piedra a ambos lados. La escalera que lleva hasta lo alto de la torre está compuesta de 110 escalones, así que hay que estar en buena forma para subir hasta el final. En la ascensión en el interior se puede ver la maquinaria del antiguo reloj y fotografías históricas que adornan sus paredes.

En el sótano de la torre se encontraban las mazmorras de la ciudad, pero en la actualidad se han convertido en un teatro y una cafetería.

PRECIO– Adultos: 9PLN.
– Estudiantes: 7PLN.
*Lunes: entrada gratuita.
HORARIO– Desde abril hasta octubre: todos los días de 10:30 a 18:00 horas.
– Noviembre y diciembre: todos los días de 12:00 a 18:00 horas.
*Resto del año cerrado.

15. Museo Polaco de Aviación

El Museo Polaco de Aviación está ubicado en el antiguo aeropuerto militar Rakowice-Czyżny, a las afueras de la ciudad de Cracovia. Creado en 1912 e inaugurado como museo en 1964, destaca porque fue uno de los aeródromos más antiguos de Europa.

En su interior posee una inmensa colección de aviones antiguos y motores de aviación. Algunos de los aviones bélicos, planeadores y helicópteros más míticos se encuentran allí. Entre su colección destacan principalmente piezas alemanas y soviéticas, ya que fueron ambas tropas quienes más utilizaron este aeropuerto en sus últimas décadas de actividad.

Si te interesa la historia bélica contemporánea o eres un apasionado de la aviación, desde luego vas a disfrutar mucho de esta visita.

PRECIO– Adultos: 15PLN.
– Estudiantes: 7PLN.
*Martes: entrada gratuita.
HORARIO– De martes a domingo, de 9:00 a 17:00 horas.
– Lunes: cerrado.

¿Cómo llegar a Cracovia?

Cracovia es un destino mágico, lleno de historia, arquitectura, cultura y gastronomía. Así que por todo esto bien merece la pena saber cómo llegar a Cracovia. ¡Toma nota para tu próximo viaje!

Viajar en avión

“Por aire” es la forma rápida y cómoda de llegar a Cracovia si lo quieres hacer desde otros países. El Aeropuerto Internacional de Cracovia (Juan Pablo II) se encuentra a menos de 11 kilómetros del centro de la ciudad. A pesar de ser un aeropuerto antiguo, se ha ampliado y reformado, así que cuenta con las facilidades que ofrece cualquier aeropuerto europeo.

Viajar en tren

No hay rutas de trenes directos entre Cracovia y ciudades españolas. Sin embargo existe la posibilidad de llegar haciendo escala en Viena, Bruselas, Budapest o Praga. La estación de trenes de Cracovia es la Estación Krakow Glowny y está ubicada en el centro de la ciudad. 

Viajar en coche

Esta alternativa es para aquellos que gustan de disfrutar paso a paso de un viaje si lo que se desea es recorrer la ciudad y sus alrededores. Eso sí, hay que tomar en cuenta, como sucede con otras ciudades europeas, el sitio donde se va a aparcar con el fin de evitar problemas de aparcamiento y de posibles multas. 

Viajar en autobús

Esta opción es poco recomendable si lo que se busca es comodidad. Aunque en ocasiones podemos encontrar billetes algo más asequibles que el tren o el avión. Eso sí, hay que mirar si compensa el precio con el tiempo y la incomodidad que supone el viaje en bus.

¿Cómo llegar al centro de Cracovia desde el aeropuerto?

En Cracovia, como en todos los países con paradas internacionales, existen varias formas de llegar al centro de la ciudad desde el aeropuerto. Toma nota, a ver cuál de todas las opciones te viene mejor. 

En tren hasta Cracovia

Hay un trayecto que hace el tren Balice Ekspres con una duración de 20 minutos entre el aeropuerto de la ciudad y la estación Krakow Glowny, situada en el centro.

En autobús al centro de la ciudad

La opción económica más aceptable para llegar al centro de la ciudad de Cracovia es en autobús. Durante el día hay que coger las líneas 208 y 252 y durante la noche la línea 902

En taxi

La mejor opción que hay para ir al centro de la ciudad desde el aeropuerto es en taxi si buscamos comodidad. Sin embargo, es quizá la opción más cara. Este trayecto hacia el centro de la ciudad suele rondar los 30 minutos. 

Mapa con los lugares imprescindibles que ver en Cracovia

Para que puedas ubicar todos estos monumentos, edificios y barrios de la ciudad, te adjuntamos un mapa de Cracovia con cada punto de interés. Si no te da tiempo a ver y visitar todos estos lugares imprescindibles, no te preocupes. ¡Siempre es positivo tener motivos de peso para volver a un destino como este!

¿Ya te has enamorado definitivamente de Cracovia? Es completamente normal, nos ha pasado a todos. Es una ciudad inabarcable que engancha y que desvela a los visitantes los mayores hitos de la historia antigua y contemporánea. Si quieres descubrir los lugares imprescindibles de Cracovia de la mano de guías expertos para que te cuenten lo mejor de cada lugar, reserva un Free Tour.

Es posible que nos dejemos fuera algunos lugares que consideras imprescindibles de Cracovia… Es lo que tiene hacer una selección, pero te animamos a que nos digas qué monumentos, museos, iglesias, calles o barrios echas en falta en esta guía de Cracovia. Seguro que tus aportaciones ayudan a otros walkers a completar su recorrido sobre qué ver y visitar en esta histórica ciudad de Polonia.

¿Qué ver en Cracovia?
Average rating:  
 1 reviews
by Andrea Suárez M on ¿Qué ver en Cracovia?
Resumen de los puntos esenciales de Cracovia

Muy útiles los consejos que se dan para aprovechar al máximo la visita a Cracovia. Es una ciudad que es complicado acertar qué ver si no vas a estar mucho tiempo y da la sensación de que todo es importante. ¡Muchas gracias!