Valencia es una ciudad que ha sido considerada por muchos como una de las mejores ciudades para vivir, así que imagínate lo que es ir de visita a disfrutar de todos sus encantos… Ubicada en la parte este de España, es una de las localidades más pobladas del país junto a Madrid y Barcelona, así como un reclamo a nivel internacional de turistas y viajeros de todo el mundo.

La mejor manera de ver y visitar Valencia: hacer un free tour

Si se trata de tu primera visita a la ciudad, una de las mejores alternativas es hacer un free tour en Valencia. Descubrirás junto a un guía local lo mejor de la cultura e historia valenciana recorriendo los principales puntos de interés.

Si no has tenido la suerte de vivir la experiencia de hacer una visita guiada de libre pago, te recomendamos que eches un vistazo al concepto de free tour. Además, estas son todas las ciudades en las que podrás encontrar free walking tours en todo mundo.

¿Has probado los free tours? Visita la ciudad de una manera diferente junto a un guía local oficial.

GuruWalk

Valencia es famosa por la Ciudad de las Artes y las Ciencias con sus estructuras futuristas como el Oceanographic, o Hemispheric, e incluso su Bioparc. Además, en sus calles se puede disfrutar de la arquitectura barroca y modernista, así como muy cerca de la ciudad, se pueden visitar espectaculares zonas naturales, como sus playas o la famosa Albufera.

Actualmente Valencia es reconocida por la UNESCO por su incalculable valor histórico y cultural gracias a las civilizaciones que han pasado por esta hermosa ciudad. Este legado que la UNESCO reconoce, incluye tres de los bienes más representativos: La Lonja de la Seda, Las Fallas y el Tribunal de las Aguas. 

¿Cómo llegar a Valencia?

Hay diferentes formas para llegar a Valencia, por aire, por tierra y por mar. La ciudad está conectada con las principales ciudades europeas y españolas. El aeropuerto de Valencia se encuentra a tan solo 8 kilómetros de la ciudad, y ofrece vuelos diarios regulares a los destinos internacionales y nacionales más importantes. Es una de las mejores formas de llegar a la capital de la Comunidad Valenciana. 

Valencia también cuenta con dos estaciones de tren que son: la Estación Joaquín Sorolla de alta velocidad, de donde salen los trenes AVE que enlazan con Madrid, Sevilla, Córdoba o Cuenca. Desde la estación Sorolla también salen los trenes Euromed y Alvia de larga distancia y estos unen a Valencia con Barcelona y otras ciudades. La otra estación es la Estación del Norte o Valencia Nord, es aquí donde opera la red de cercanías.

El puerto de la ciudad de Valencia es uno de los más importantes del mar Mediterráneo en cuanto al tráfico de comercio. El puerto conecta a Valencia por barco con Italia y con  las Islas Baleares. La ciudad es cada vez más, un destino con mayor demanda por los cruceros que atracan en el muelle de poniente, para poder lograr recorrer la ciudad durante unas horas. 

Si lo que se quiere es llegar en coche a la ciudad de Valencia, no hay por qué preocuparse, ya que Valencia conecta con las principales ciudades españolas por medio de una moderna red de carreteras de las que destacan la AP-7 siendo la que recorre de norte a sur toda la costa levantina y une a Valencia con Barcelona y Alicante, y la A-3 que se extiende hacia el centro de la península hacia Madrid. 

Se puede llegar a Valencia por avión, por tren, por coche o por barco en un crucero. De cualquier manera, llegar es muy fácil. Valencia es una ciudad que merece la pena ser visitada, ya lo dice por sí sola la cantidad de gente que la visita año con año. 

1. Plaza de la Virgen

En la Plaza de la Virgen se dio inicio la construcción de la ciudad de Valencia, se encuentra ubicada en el Centro Histórico de la localidad en donde se alberga la Catedral de Santa María, la fuente representando al río Turia, el Palacio de la Generalitat Valenciana (parecido a un castillo) y la Basílica de la Virgen de los Desamparados. Se trata de un hermoso abanico lleno de historia, magia y realidad. 

La mejor época de Valencia es la primavera, la temperatura es ideal, sus edificios iluminados por la noche son un motivo de romanticismo y sus jardines te regalan un colorido excepcional. Aunque también merece la pena ir a Las Fallas en el mes de marzo.

Hay una gran cantidad de turistas que pasan por la Plaza de la Virgen diariamente. Y así mismo, muchos de ellos buscan una agradable terraza con buenas vistas para tomarse algo fresco y hablar de la mítica historia que encierra la plaza. Al caer el sol muchos jóvenes pasean con sus monopatines, patines y bicis para practicar sus maniobras en esta zona del Centro Histórico de Valencia.

La Plaza de la Virgen tiene su orígen en la época romana, punto principal de dos grandes vías de la ciudad romana, El Cardo (actualmente Calle de San Vicente Mártir) y El Decumano (actualmente la Calle de caballeros). Además, en la plaza se llevan a cabo importantes acontecimientos dignos de mencionarse:

  • Reuniones semanales del Tribunal de las Aguas delante de la puerta de los Apóstoles de la Catedral. Este Tribunal por costumbre suele reunirse cada jueves para resolver los conflictos entre los encargados del riego de los campos de la Vega de Valencia por el uso del agua de los canales.
  • La Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados que se lleva a cabo cada año durante las Fallas. Dentro de la Plaza se instala una enorme imagen de la Virgen con el Niño Jesús y su manto es hecho con las flores que llevan los falleros de todas las comisiones falleras que desfilan frente al enorme monumento en la tarde noche de los días 17 y 18 de marzo de cada año.
  • Año con año la exposición de las “rocas” o carros, toman parte en la procesión del Corpus Christi. Cada temporada en estas fechas, las rocas salen de la Casa de las Rocas donde son guardadas durante todo el año para lucir días antes de la procesión en la Plaza de la Virgen.

En esta animada plaza del casco viejo se ve pasar gente de muchas partes del país y del mundo que la verdad se pueden hacer fotos de algunos de los edificios más simbólicos de Valencia.

La Catedral de Valencia

La iglesia madre de la comunidad cristiana en Valencia es La Catedral. Esta edificación está dedicada al culto de Dios Padre. Alberga a todos los creyentes católicos de buena voluntad. La Catedral ha sido testigo del paso del tiempo, de la historia de la humanidad, archivos, imágenes, cultura religiosa del pueblo cristiano valenciano desde el siglo IV hasta nuestros días.

Dentro de la Catedral hay muchas cosas interesantes que ver. El Santo Cáliz se encuentra en la Catedral de Valencia, así como importantes obras pictóricas del Renacimiento Español, obras de Maella, Goya y muchos pintores reconocidos más. Conocer acerca de la historia de la Virgen del Buen Parto o dar una vuelta en las alturas del Miguelete son de las curiosidades que merecen la pena ver y disfrutar en Valencia.

En la catedral predomina el estilo gótico pero conserva varios elementos de diferentes épocas. Anteriormente la Catedral fue mezquita, sin embargo además del estilo gótico conserva elementos de otras épocas como el romántico y el barroco. Esta Catedral está dedicada a la Asunción de Santa María entremezclando arte e historia. Sus muros protegen al Santo Cáliz, los documentos y los estudios arqueológicos con los que se sospecha que el Grial de Valencia es el que utilizó Jesús en la última cena. Dentro se pueden apreciar los frescos renacentistas del Altar Mayor de la Catedral de los artistas Paolo de San Leocadio y Francesco Pagano. 

En la Catedral se encuentra el Museo Catedrático con aproximadamente 90 obras de distintos estilos, renacentistas, manieristas, góticas. Destacan los lienzos de Maella y Goya y las pinturas sobre tabla de Juan de Juanes. Subir al Miguelete es todo un reto con sus 207 escalones, pero también un imprescindible por las vistas panorámicas que se aprecian desde lo alto.

Basílica de la Virgen de los Desamparados

En la plaza de la Virgen se encuentra la Basílica de la imagen de la Virgen de los Desamparados junto a la Catedral. Existe La Peregrina que es otra imagen de la Virgen de los Desamparados. La Peregrina viaja por distintos barrios, entidades o asociaciones de Valencia. La virgen de los Desamparados recibe el nombre de la “geperudeta” (cheperudeta o jorobadita).

La Virgen de los Desamparados está ligada al nacimiento del primer hospital de locos en el mundo conocido como “Hospital de Ignoscents, Folls e Orats”, el hospital fue puesto bajo la fundación de la Virgen María. Con el paso del tiempo la imagen fue tomando el nombre de “Nostra Dona Sancta María dels Ignocents” y a partir de 1493 se tomó la decisión que la imagen se llamaría “Nostra Dona Sancta María dels Ignocents”

La Virgen se encuentra de pie, con la curvatura de su espalda y con el rostro hacia abajo, en su mano derecha lleva un ramo de azucenas y una rosa como símbolos de pureza. En su mano izquierda al niño Jesús cargado. En 1885 fue proclamada como Patrona de la Ciudad de Valencia. En 1954 nombrada Alcaldesa honoraria y perpetua de valencia y en 1961 fue nombrada Patrona primera y principal de toda la Región Valenciana (hoy Comunidad Autónoma).

Sin duda, uno de los lugares imprescindibles que ver y visitar en Valencia por todo lo que hay que ver en esta Plaza de la Virgen, con especial atención a la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

2. Plaza del Ayuntamiento

Otro sitio importante de Valencia es la Plaza del Ayuntamiento, conocida anteriormente como Plaza del Caudillo. está a menos de 5 minutos de la Plaza de la Virgen. Lo primero que se ve es la fachada blanca de la Casa Consistorial. La Casa Consistorial se construyó entre 1758 y 1763 con una mezcla de estilos neoclásico, neobarroco y neorrenacentista. En el centro de esta Plaza se encuentra una fuente circular y muchos puestos de flores. 

Frente al Ayuntamiento está el edificio emblemático de Correos y Telégrafos resistiendo al día de mascletà con sus fuertes explosiones por el festejo de las Fallas. Los free walking tours, como GuruWalk, suelen pasar por esta importante e imponente plaza.

El origen de la Plaza del Ayuntamiento en Valencia está en el gran solar que se originó por el derribo del Convento de San Francisco en el año de 1891. En el espacio vacío se quiso hacer un gran parque y aunque se plantaron árboles, setos y jardines este asunto no prosperó. Y el antiguo lugar conocido como el Parque de San Francisco es actualmente el espacio para eventos organizados por la ciudad de Valencia.

La Plaza del Ayuntamiento es el punto cero de Valencia. En esa zona se pueden encontrar teatros, ocio y copas para disfrutar durante la estancia en esta bella ciudad. El ayuntamiento ocupa una manzana de poco más de 6 mil metros cuadrados, teniendo fachada a las 4 calles en las que se encuentra. La fachada principal cuenta con la Torre del Reloj y el Balcón Principal. La fachada trasera, que se encuentra en la calle Arzobispo Mayoral, está llena de ventanas con rejas y balcones, y a la derecha se ubica la portada de la antigua iglesia del colegio.

La fachada de la calle Periodista Azzati tiene una entrada que da acceso a dependencias municipales en uso. La Plaza del Ayuntamiento alberga el evento de Las Fallas desde el 1 de marzo hasta que terminan las fiestas falleras el 19 de marzo. Esta plaza se llena de pólvora y de gente en esta época diariamente a las 14:00 hrs.

La Plaza del Ayuntamiento de Valencia también es famosa por la fuente que se encuentra en ella y que se ilumina por la noche y la luz cambia de color. Resaltan sus variados puestos de flores que son los íconos especiales y diferentes de la plaza. Valencia realmente se disfruta caminando, de esta forma indudablemente se pueden apreciar los principales monumentos que están a poca distancia unos de otros.

3. Lonja de Valencia

La Lonja de la Seda de Valencia, también conocida como la Lonja de los Mercaderes, es una obra maestra del gótico civil que se encuentra en el centro histórico de la ciudad de Valencia. Es un edificio característico de la ciudad y es uno de los más famosos monumentos que ofrece Europa. Está catalogado como Monumento Histórico Artístico desde 1931. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO en diciembre de 1996.

La Lonja de Mercaderes se encuentra exactamente en el centro frente al Mercado Central y al Templo de los Santos Juanes. Ocupa una superficie de cerca de 1990 metros cuadrados en una superficie rectangular. Anteriormente la antigua Lonja se presentó como insuficiente frente la prosperidad de la ciudad a finales del siglo XIII. Y en 1492 se coloca la primera piedra de la nueva Lonja, y la construcción da inicio un año más tarde.  

La Lonja consta de 3 cuerpos y un patio de naranjos. La sala de contratación está dividida en 5 naves transversales y 3 naves longitudinales. tiene una altura de 17,40 mts. Tiempo más tarde la UNESCO integró a Valencia dentro de la Ruta de la Seda, esta ruta pasa por 32 ciudades de Europa y Asia.

El poderío económico de Valencia del siglo XV se muestra con La Lonja dentro del siglo de Oro. Pasando por el patio se accede al interior del edificio, en la sala de Contratación se cerraban los tratos del Comercio textil valenciano de aquella época.

4. Mercado Central

El Mercado Central se encuentra ubicado en la Plaza de la Ciudad de las Brujas, justo al lado de la Lonja de la Seda. Este peculiar mercado, construido en 1914, es una de las obras maestras del modernismo valenciano. Su construcción estuvo a cargo de dos arquitectos de renombre de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, Alexandre Soler i March y Francesc Guàrdia i Vial. Sin embargo, en 1928 tomó la dirección el arquitecto valenciano Enrique Viedma Vidal para dar fin al proyecto. No hay que perderse la arquitectura del Mercado Central, ni dejar de observar sus cúpulas, vidrieras, columnas y todo toque de estilo gótico y modernista. 

El mercado fue renovado en el año 2004, y dicha rehabilitación integral puso a punto tanto sus funciones de mercado, como su estructura. Actualmente se pueden encontrar alrededor de 1.200 puestos que ofrecen todo tipo de productos de alimentos como carne, pescado, mariscos, frutas, verduras, y mucho más. El mercado abastece restaurantes de prestigio valencianos, ya que destaca por contar con productos muy frescos. 

5. Torres de Serrano

Las Torres de Serranos se remontan al año 1392. Fueron construidas por Pedro Balaguer, con el fin de defender uno de los accesos a la ciudad antigua. En aquella época, por aquí pasaba el 95% de las personas que entraban a la ciudad, y quizá desde aquella época adquirieron tanto protagonismo en la ciudad valenciana. Incluso se dice que había que pagar peaje cada vez que alguien entraba o salía. En el año 1865 las murallas que formaban parte de las torres fueron derribadas y tan solo las torres quedaron en pie. 

Desde mediados del siglo XVI hasta finales de XIX, las torres se utilizaron como cárcel, era donde los nobles que cometían alguna fechoría iban a dar. Se trata de uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar de esa época dentro de la península ibérica. Por lo que no hay que dejar de observar su estilo gótico tan característico. Así como la parte posterior de las Torres, la cual cuenta con cinco salas decoradas con bóvedas nervadas y arcos de ojiva. Además, se puede observar en la fachada interior algunas gárgolas. Aunque éstas datan ya del siglo XX.

En el año 1931 las Torres de Serranos fueron nombradas Monumento Histórico Artístico Nacional. La procedencia del nombre de “Serranos” es curiosa, viene debido a una situación geográfica. Esto se ve claramente si se analiza dónde está situada su puerta. Ya que ésta se encuentra en la cara norte de la ciudad. Por lo que es la puerta por donde entraba la gente de la área de la Serranía, también conocidos como “los serranos”. Asimismo, recibe con el mismo nombre el puente que se encuentra justo delante de las Torres: Puente de los Serranos. El Arquitecto Pedro Balaguer, constructor de las torres, participó de igual forma en la construcción de la Catedral de Valencia y del Miguelete.

En la Guerra Civil española, las Torres sirvieron de refugio para algunas obras del Museo del Prado de Madrid.  Para protegerlas se tuvo que construir una bóveda de hormigón en el primer piso con un importante control de humedad y temperatura.

Hoy en día las Torres de Serranos, además de formar parte imprescindible de cualquier turista que recorra la ciudad, es un lugar importante cuando se efectúan algunas de las celebraciones importantes de la ciudad. Ahí, se lleva a cabo la Crida el último domingo de febrero, por la Fallera Mayor de Valencia. Es el momento en el que da la bienvenida a toda la ciudad para inaugurar las Fallas, un evento que vale mucho la pena presenciar.

6. Mercado de Colón

El Mercado de Colón antiguamente fue un mercado al uso. A día de hoy acoge varios puestos de flores y los mejores restaurantes. Es uno de los edificios más bonitos de Valencia. El mercado de Colón fue planificado por el arquitecto Francisco Mora Berenguer a inicios del siglo XX. Se trata de una de las obras más representativas del modernismo valenciano. Fue incluso declarado Monumento Nacional. Además, su diseño recuerda en algunas de sus particularidades a las construcciones de Gaudí en Barcelona.

Es un edificio de 3.500 metros cuadrados dividido en tres naves, cerrando sus extremos con 2 portones de piedra y ladrillo en forma de arcos triunfales. Su fachada contiene ornamentación colorida, detalles de cerámica típicos de la zona y una reja artística de forja que rodea el edificio. El cual ha sido minuciosamente restaurado por lo que los accesos y su altura. Todo ello hace de este Mercado un espacio abierto y luminoso.

El proyecto de habilitación fue creado en un marco elegante y sensible donde se aprecia el monumento en un entorno moderno, cómodo y vanguardista. Este proyecto contemporáneo ha servido de contraste elegante del edificio histórico dejando el protagonismo del monumento intacto. Actualmente es un maravilloso espacio donde relajarse, ver y escuchar el atractivo del centro de la ciudad. La remodelación se centra en los 6 cubos de cristal con una buena retroiluminación interior y una hermosa cascada de agua. 

El edificio fue construido para cubrir las necesidades de la clase adinerada de la época. De tal forma que todavía lo encontramos en una de las zonas de mayor poder adquisitivo de Valencia, el Ensanche, el cual a diario recibe numerosos visitantes.

¿Qué hacer en el Mercado de Colón?

Actualmente el Mercado de Colón cuenta con varios comercios de renombre como Carnes Varea, o Frutería Fina. Sin embargo su fuerte esencial son los restaurantes. Entre ellos destaca Habitual by Ricard Camarena, Ma Khin Café, Manglano, entre muchos otros. Aunque también podemos encontrar  Las Cervezas del Mercado, el puesto de horchatas de Daniel, la  cafetería Bocados.

Así como a floristería Balade, la cual fue la primera en instalarse en el patio, en donde ahora comparte espacio con Vinos y Flores. Además dentro del recinto se llegan a celebrar un gran número de eventos normalmente relacionados con la gastronomía.

7. Jardines del Turia

Los Jardines del río Turia están situados en lo que era su cauce. Antiguamente éste atravesaba la ciudad, sin embargo, fue desviado para hacer un espacio de diversión y deporte. Es una de las zonas verdes más amplias de la ciudad. Los Jardines de Turia son catalogados como la extensión de los jardines que existen para dar un pase en familia.

El enorme jardín está limitado al oeste por el Parque de Cabecera, el Bioparc y la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias en su lado opuesto, casi en la salida. Se puede decir que los jardines del Turia unen la sabana africana recreada con precisión en el Bioparc, con el mundo submarino y los ecosistemas que se pueden visitar en el Oceonográfic y con el auditorio de ópera, el Palau de las Artes , los dos en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Dentro del recorrido hay otras paradas de interés como el Gulliver, el enorme parque de toboganes, en el que especialmente los niños se deslizan, trepan y se divierten por las piernas, los dedos o el pelo de esa figura gigante de 70 metros, como si fueran auténticos habitantes de Lilliput. No muy lejos del parque se encuentra el Palau de la Música que nos ofrece cada año una completa programación y explanadas muy amplias en la parte de afuera ideales para que los niños jueguen al fútbol o patinen mostrando sus habilidades.

Se pueden alquilar pequeñas barcas con forma de cisnes en los estanques que rodean la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En los meses de verano hay canoas y bolas para andar sobre el agua. Al ser Valencia una ciudad plana, los Jardines del Turia son ideales para correr o caminar, también para recorrer los jardines en bici, tándem o segway. En el mismo lugar se pueden alquilar estos vehículos.

En la zona hay cafeterías y bares muy agradables con grandes terrazas para descansar. Los Jardines de Turia tienen 18 puentes de distintas épocas y estilos arquitectónicos.

8. Ciudad de las arte y de las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias fue inaugurada en 1998, el diseño parecía sacado de una película del futuro. Sin embargo en la actualidad es una de las identidades más importantes de la ciudad de Valencia. La arquitectura de Santiago Calatrava como arquitecto, ingeniero civil y escultor, entrelazan ingenio, creatividad y arte en la creación de este ícono valenciano.

Los siete edificios monumentales que integran la Ciudad de las Artes y las ciencias son: L’Hemisfèric, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, L’Umbracle, el Oceanográfic, el Palau de les Arts, el Ágora y el Puente de L’Assut d’or son el arte modernista de Santiago Calatrava llevados a una espectacular realidad, que de igual manera se disfrutan por dentro que por fuera. Los eventos y exposiciones que lo conforman dan la oportunidad de apreciar de cerca un brillante espectáculo, se puede ver una película, una ópera, está un museo interactivo y contiene el mayor acuario de Europa.

La Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia es un espectáculo moderno para los visitantes. Los edificios que la componen nos ofrecen una imagen vanguardista que nos llevan de la mano hacia el siglo XXI.

Museo de las Ciencias

El Museu de les Ciències es un espectacular edificio, que acoge interactivos motivos y exposiciones científicas en las que los visitantes pueden tocarlo todo y convertirse en grandes protagonistas de curiosos experimentos. Es un asombroso museo del siglo XXI, que da a conocer de forma interactiva, didáctica y amena todo lo que está relacionado con el desarrollo y evolución de la vida, la ciencia y la tecnología. 

Hay diversas exposiciones interactivas y variadas animaciones científicas que nos dan a conocer las nuevas tecnologías y los grandes avances de la ciencia. La variedad de exhibiciones interactivas y las numerosas actividades de divulgación que se desarrollan en el Museo, han terminado en un importante éxito para el público. Que sin lugar a duda ha respondido vigorosamente a la propuesta de transmitir y difundir la tecnología y la ciencia a partir de la diversión y el entretenimiento, al mismo tiempo sin renunciar al mínimo rigor científico indispensable a la hora de abordar los temas a tratar.

En todas las actividades de comunicación, la experimentación en directo con el entorno proporcionado sigue siendo la mejor forma, la más estimulante y divertida de obtener conocimientos científicos. Es por esto, que además de las exposiciones, el Museo nos ofrece un programa muy completo de animación científica, que ayuda a fomentar la participación del público y su ayuda con los monitores.

Oceanográfico

En este lugar hay más de 45.000 ejemplares con más de quinientas especies, el Oceanogràfic es el más grande acuario de Europa. Se trata de un verdadero homenaje a nuestros mares y océanos del planeta. Está compuesto de varios edificios, que acogen ejemplificaciones de los ecosistemas más importantes de los mares y océanos del planeta: Humedales, Templados y Tropicales, Océanos, Ártico, Antártico e Islas; incluído el Mar Rojo que está representado en el acuario del Auditorio Submarino y del Delfinario, considerado el más importante a nivel europeo. 

El Oceanographic abrió al público el 14 de febrero de 2003, y hoy en día es el mayor complejo marino de toda Europa, sugiere un recorrido por todos los mares y océanos del planeta, que traslada a sus visitantes a los más excepcionales ecosistemas marinos. Su arquitectura novedosa, la distribución de los distintos acuarios y su vocación lúdica, científica y educativa logran acercar el mundo marino a la población y trata de sensibilizarla sobre la protección de su flora y fauna sirviendo, además, como base para la investigación científica.

  • Cuenta con una superficie de 110.000 metros cuadrados.
  • Es uno de los delfinarios más grandes del mundo, contiene 26 millones de metros cúbicos de agua con una profundidad de 10,5 metros.
  • Cuenta con 6.761 metros cuadrados de paneles de metacrilato de hasta 33 centímetros de espesor.
  • Tiene 150.000 metros cúbicos de hormigón más 15.000 toneladas de acero.
  • Además tiene más de 25 kilómetros de tuberías con diámetros variados de 1,4 centímetros hasta 1,3 metros.

Es una gran cúpula en forma de iglú que acoge la zona del Ártico. Una gran esfera de 26 metros de altura que simula dos de los ambientes de las zonas húmedas más singulares del planeta: se trata del manglar americano y el marjal mediterráneo. El restaurante submarino, está ubicado en el centro del recinto, siendo el edificio más emblemático del Oceanogràfic, gracias a la peculiaridad de su cubierta. Fueron diseñadas las cubiertas del Edificio de Acceso- evocando a una figura de paraboloide similar a un nenúfar. La exposición de un gran acuario en la planta baja dota de mayor singularidad al edificio. 

Hemisferic

El Hemisfèric nos brinda películas de cine Imax de última generación, un novedoso espectáculo láser y un planetario. El Hemisférico (en español) fue el primero de los edificios abierto al público el 10 de abril de 1998, perteneciente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia en España

El edificio diseñado por Santiago Calatrava es una analogía de un ojo que por dentro acoge una enorme sala con una pantalla cóncava de 900 m² y 24,4 m de diámetro, en donde su programación abarca temas de ciencia y tecnología y va cambiando periódicamente. Tiene una superficie aproximada de 143 000 m², atendiendo 2 sistemas de proyección

  • Proyecciones digitales con espectáculos de entretenimiento además de representaciones astronómicas.
  • Cine en formato IMAX Dome.

El Hemispheric fue el primer edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que abrió las puertas a todo público en 1998 con su inauguración. Es un espectacular edificio diseñado por Santiago Calatrava y que cuenta con una cubierta ovoide de más de 100 metros de largo, que acoge en su interior la esfera que hace la sala de proyecciones.

9. Palau de les Arts Reina Sofía

El Palacio de las Artes Reina Sofía, después de la inauguración del Hemisfèric en 1998, el Museo de las Ciencias junto con el Umbracle en 2000 y la apertura a todo público del Oceanogràfic en 2003 completa el conjunto artístico que representa esta valiosa apuesta de la Generalitat por una cultura en su más amplio sentido. Junto a la tecnología, la ciencia,  y la naturaleza.

Fue inaugurado en el año 2005, tiene las más modernas tecnologías, adaptándose a la imagen que corresponde a un espacio actual y vanguardista. Que además lo hace convertirse en un dinamizador cultural situando a la Comunidad Valenciana, desde su centenaria tradición musical, en un grandioso lugar y privilegiado a nivel mundial. 

El imponente edificio fue diseñado por el ingeniero y arquitecto valenciano Santiago Calatrava, garantiza para la ciudad de Valencia y la Comunidad Valenciana contar con la mejor infraestructura para meterlas en los circuitos internacionales, en especial a  lo referido a la ópera y los grandes espectáculos musicales.

10. La Albufera, uno de los lugares imprescindibles que ver en Valencia

El Parque Natural de la Albufera se encuentra a tan solo 10 km de la ciudad . Cuenta con una naturaleza en estado puro, los atardeceres de ensueño, paseos en barca y desconexión total. Como un paraíso urbano rodeado de bosque y arrozales: Así es el Parque Natural de La Albufera, el sitio donde se inventó la paella.

Entorno natural en estado puro, atardeceres espectaculares, paseos en barca y desconexión del mundo real con transporte directo al descanso y diversión. Como un paraíso urbano rodeado de arrozales y bosque: así es el Parque Natural de La Albufera para todos los que la conocen. Además, hay que visitarla para entender el origen de la gastronomía valenciana. Es precisamente aquí en donde se inventó la paella. Así que no se puede ir uno de Valencia sin pasar por La Albuera y tomarse una paella, con seguridad hacen la mejor de España. 

¿Qué ver en la Albufera de Valencia?

En El Palmar se pueden degustar una gran variedad de platos típicos como el all-i-pebre o la llisa adobada y saborea una nueva forma de entender la comida disfrutando y conociendo  también su origen. Da un paseo por cualquiera de los seis lugares señalizados de este parque natural. Dentro del parque se vive y se descubre un nuevo espacio digno de conocer y disfrutar a tope.

Para llegar a la Albufera en menos de una hora y por 1,50€, se puede hacer sin problema mediante la línea 25 de los autobuses urbanos de la EMT. Esta línea va desde el centro de Valencia hasta El Palmar y el Perellonet. Se puede bajar en el embarcadero y disfrutar de un paseo en una barca tradicional por el lago. También cuenta con el Albufera Bus Turistic con el que se puede disfrutar de una vista completa al Parque Natural de la Albufera, conociendo los ecosistemas de los arrozales y de un paseo en barca.

Mapa con los lugares imprescindibles que ver en Valencia

Encuentra los lugares imprescindibles que visitar en este mapa de Valencia para que hagas una ruta a tu medida los días que estés en la ciudad. Si no te da tiempo a incluir todos los monumentos y edificios, no te agobies. Es bueno tener motivos para volver a una ciudad tan bonita como esta.

Estas recomendaciones con los lugares más emblemáticos son únicamente sugerencias sobre qué ver y visitar en Valencia. Es posible que haya otros puntos de interés que también merezca la pena visitar fuera de esta selección, pero son totalmente complementarios. ¡Lo importante es que disfrutes y te empapes de la cultura local!

¿Qué ver en Valencia?
Average rating:  
 1 reviews
by Laura ViajandoSola on ¿Qué ver en Valencia?
Muy buenas recomendaciones sobre qué ver en Valencia

Si no conoces Valencia, ya tienes una lista con lo que realmente merece la pena visitar en tu primera toma de contacto con la ciudad. Un lugar lleno de historia que ofrece un mundo de contrastes y mil secretos en cada calle.