El suroeste de Europa alberga unos de los destinos turísticos más atractivos del continente; una gran cantidad de sitios peculiares y lugares imprescindibles, con multitud de edificios y monumentos, una interesante gastronomía y una amplia oferta de bellos rincones y paisajes que ver, hacen de Portugal uno de los países más recomendados para disfrutar de una pequeña escapada o unas amplias vacaciones en algunas de sus más famosas ciudades.

Este país cuenta con unos quince monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad, por lo que se convierte en uno de los países más interesantes para visitar, especialmente en verano, donde poder aprovechar las visitas culturales con sus recomendadas y soleadas playas. 

La mejor forma de ver y visitar Portugal: hacer free tours 

Una manera muy completa de descubrir un país es hacerlo junto a guías locales que te puedan contar la historia de los lugares más importantes de cada ciudad. Para ello, podrás recurrir a los free tours en Portugal para que reserves en cualquier destino del país luso. Si no sabes qué es un free tour, puedes echar un vistazo a este vídeo de apenas 1 minuto:

¿Has hecho alguna vez un free tour? Visita la ciudad de una manera diferente junto a un guía local.

GuruWalk

Top mejores ciudades que ver si viajas a Italia

A pesar de contar con un vecino como España, que se encuentra en el top de los países más turísticos de Europa, el país luso -situado en el décimo lugar de países europeos más turísticos- puede presumir de recibir cada año algo más de doce millones de turistas extranjeros, deseosos de recorrer de norte a sur este hermoso lugar de Europa.

Fundado como nación en 1143, Portugal siempre ha estado ligado a su vecino de Península y al Atlántico, llegando a compartir pasado durante varios años. A lo largo de su historia ha acumulado un nutrido patrimonio, repleto de todo tipo de edificios, monumentos, museos y lugares pintorescos de gran belleza. 

Uno de los aspectos más importantes que convierten a Portugal en uno de los países preferidos para viajar, es sin lugar a dudas el factor económico. Los precios de los alojamientos, el coste de la vida, el comer y el ocio son realmente interesantes para los turistas que buscan un destino turístico económico con una amplia oferta de lugares interesantes que ver y con una gran elenco de ciudades acogedoras, donde el pasado y la modernidad se dan la mano para ofrecer una de las experiencias turísticas más interesantes del sur de Europa. 

Lisboa

Fuertemente ligada al mar, la capital portuguesa es uno de los destinos turísticos preferidos del continente. Destaca por ser una de las ciudades portuguesas con más historia, ya que hay que remontarse a la época fenicia para conocer los primeros vestigios de la ciudad, conocida en su momento bajo el nombre de “Olissipo”; pasó por varias manos, como griegos, romanos o musulmanes, hasta lograr su independencia en 1147 por Alfonso I Enríquez. Famosa por sufrir uno de los terremotos más devastadores de la época en el siglo XVIII, hoy en día reúne uno de los patrimonios más interesantes de Portugal, donde la tradición convive una moderna ciudad, que cada año se esfuerza por ofrecer a sus visitantes una de las mejores experiencias turísticas del continente. 

Su ubicación a lo largo de una zona montañosa rodeada de colinas en la desembocadura del Tajo, convierte a esta capital en una urbe llena de cuestas y pendientes, que se recomienda recorrer en tranvía. Esta irregularidad convierte a Lisboa en una ciudad muy interesante y atractiva, con un gran número de lugares imprescindibles que visitar. Así, uno de los puntos más recomendados a visitar son por ejemplo la Plaza del Comercio, fiel testigo de la importancia del mar y del comercio en ultramar para la ciudad lusitana; otra visita interesante es el Castillo de San Jorge, que durante años fue uno de los palacios regios del rey Alfonso primero. 

Como gran parte de la ciudades europeas, Lisboa cuenta con una impactante catedral de gran belleza y majestuosidad. Conocida con el sobrenombre de “Sé de Lisboa”, La Catedral de Lisboa -de estilo románico- es uno de los edificios religiosos más antiguos de la capital, de principios del siglo doce. Es uno de los edificios damnificados en su momento por el gran terremoto, el cual destruyó una parte muy importante de su estructura. 

Otro de los lugares imprescindibles en la ciudad es La Torre de Belém junto al Tajo, un edificio que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, y que fue creado por Francisco de Arruda con la  idea de proteger la ciudad, pero que con el tiempo ejerció de aduana y de faro para gestionar todo el ingente tráfico marítimo que llegaba a Lisboa desde todo el planeta. El cercano Monasterio de los Jerónimos es otro punto interesante si se quiere conocer los puntos más importantes de la ciudad. 

Uno de las mejores ciudades que visitar de Portugal

DESCUBRE LA CIUDAD: 15 lugares imprescindibles que ver en Lisboa.

Lisboa es una de las ciudades preferidas para admirar desde alguno de sus espectaculares miradores; un ejemplo de esto es el Mirador de Puertas del Sol o el Mirador Santa Lucía en el mítico barrio de la Alfama, unos de los más recomendados para contemplar la belleza de esta gran ciudad, con casas típicas de antaño, donde parece que el tiempo se ha congelado y donde se puede disfrutar en los restaurantes más famosos de la ciudad de la recomendada y más popular gastronomía lisboeta como las “Migas à alentejana”, “Bacalhau à Brás”, o alguno de sus exquisitos mariscos, carnes y pescados.

Otras de las paradas recomendadas en la ciudad es La Plaza del Rossio, en uno de los barrios más concurridos y con mejor ambiente de Lisboa. Un lugar de gran ambiente, con un gran número de restaurante y bares, que es un punto de encuentro típico de miles de lisboetas que se reúnen para disfrutar con amigos de una agradable velada. Otra de las plazas más famosas es la ubicada junto al concurrido Parque Eduardo VII, La Plaza Marqués de Pombal -famoso gobernador de la ciudad- en pleno centro de la capital. 

Oporto

Ubicada en el norte del país a orillas del Duero, esta ciudad es uno de los destinos turísticos más visitados de Portugal por su enorme atractivo y por la gran cantidad de sitios que ver y de rincones y lugares imprescindibles que visitar. La segunda ciudad más importante del país, es famosa por sus bodegas y deliciosos caldos, uno de los vinos más reconocidos a nivel mundial, y por sus numerosos puentes. Esta ciudad portuguesa es todo un referente para los amantes de las pequeñas ciudades, con un gran número de lugares con encanto y con una interesante y amplia oferta cultural y de ocio; en el año dos mil uno fue declarado capital cultural europea junto a otra ciudad holandesa.

Algunos de los sitios más interesantes en Oporto se encuentran en su zona histórica, por lo que la visita a la ciudad se hace fácil y cómoda para los numerosos turistas que cada año recalan en este recomendado destino turístico. Un de las primeras paradas es sin lugar a dudas es La Catedral de la Sé -declarada Monumento Nacional- en el barrio de Batalha, una de las más interesantes y recomendadas de la ciudad,  sobretodo por su curioso exterior -estilo fortaleza militar- y por su bello claustro de estilo gótico, y su capilla en honor a San Juan Evangelista. Esta construcción cuenta con numerosas reformas y con una gran variedad de estilos, desde el característico románico predominante en el exterior, pasando por el barroco al gótico más estilizado. 

Otro de los edificios religiosos recomendados e imprescindibles a visitar en la zona vieja de Oporto es la Iglesia de los Clérigos, una robusta construcción barroca del siglo XVIII que cuenta con una de las torres más características de la ciudad, La famosa Torre de los Clérigos, la más alta de Portugal, con más de doscientos escalones y sus cerca de cincuenta campanas. Cerca de ella es recomendable acercarse a la Librería Lello e Irmao, una de las más hermosas del continente europeo, con volúmenes y libros de todo tipo. Otras de las visitas más importantes de Oporto, como no, son sus recomendadas bodegas, ubicadas en Vila Nova de Gaia, muy próximo a la ciudad; un sitio donde poder disfrutar de las bondades del mítico vino de Oporto.  

¿Qué ver y hacer en Oporto, Portugal?

DESCUBRE LA CIUDAD: 15 lugares imprescindibles que ver en Oporto.

Recorrer la ciudad implica pasear por algunos de sus barrios más importantes. Uno de los más indicados es sin duda El Barrio de Ribeira, en la zona vieja de la ciudad. Uno de los lugares imprescindibles para aquellos turistas que desean disfrutar de una agradable cena y unos vinos al anochecer. En esta lugar se ubican algunos de los bares y restaurantes más importantes de la ciudad, donde poder probar algunos de los platos más típicos de su gastronomía, como el Bacalhau à Gomes de Sá, las Tripas à Moda do Porto, las Francesinhas, los sabrosos Bolinhos de Bacalhau, o el Pulpo asado al horno y las ricas Sardinhas assadas..

Una cita ineludible para los visitantes que llegan a la ciudad es también su famoso Mercado do Bolhão, una parada recomendada para las personas que desean apreciar el ambiente típico de un mercado portugués, donde poder comprar los productos de la tierra, junto a los del mar, además de flores; el ajetreo de sus gentes y el gran ambiente que se respira, ayuda a darse una idea del espíritu acogedor y amistoso de la ciudad. 

No se debe abandonar la ciudad sin acercarse a otros de los lugares más interesantes de Oporto como el Palacio de la Bolsa, Los amantes de los museos y especialmente de los ferrocarriles, cuentan con una interesante oferta en la ciudad, como el famosos Museo do carro eléctrico en Miragia. Una excelente oportunidad para descubrir los viejos modelos de tranvías de la época, así como los uniformes, fotografías y detalles de antaño. La Casa da Música es otro punto interesante que ver en Oporto, una moderna sala para ofrecer conciertos, que es considerada hoy en día uno de los edificios más icónicos de la ciudad. 

Coimbra

Una de las ciudades con mayor historia del país en sin lugar a dudas la ciudad de Coimbra, una localidad fundada por los romanos que destaca por su belleza y por un gran elenco de sitios y lugares imprescindibles que ver. Ubicada junto al Río Mondego, es considerada la tercera urbe más importante de Portugal, destaca por principalmente por su reconocida universidad, y por haber sido la capital durante unos años del país luso. Hoy en día alberga un recomendado patrimonio cultural e histórico, así como una atractiva oferta de ocio a sus visitantes. 

Unos de los sitios más recomendados en Coimbra “inicialmente Aeminium” se encuentran en su zona vieja, donde es posible disfrutar de una gran número de monumentos, edificios y rincones de gran belleza. Una de las primeras paradas obligatorias para los turistas que se acercan a la ciudad portuguesa, es seguramente la Universidad de Coimbra, reconocida como patrimonio de la humanidad. En ella es posible visitar algunos de los sitios más bellos de la ciudad, como el Jardín Botánico o  la Biblioteca Joanina, un rincón de estilo barroco realmente recomendado. La Capilla de San Miguel es otro rincón dentro de la universidad interesante a ver, ya que cuenta con un impresionante órgano y una torre desde la que poder admirar la belleza de la localidad portuguesa. 

Esta ciudad destaca por sus bellos edificios religiosos, con interesantes detalles y una ornamentación especialmente cuidada. Una prueba de ello es la presencia de dos catedrales; la más importante es la Catedral Vieja de Coimbra “Se Velha”, una de las obras más características del románico portugués, donde destaca por su aspecto tipo fortaleza, y por su hermoso claustro románico con elementos góticos. La Catedral Nueva “Se Nova” es una clara muestra de las típicas iglesias jesuítas, con un marcado de estilo manierista y barroco. Uno de los lugares imprescindibles en la ciudad si se quiere realizar uno de los recorridos turísticos más recomendados de esta parte de Portugal. 

Otros de los edificios religiosos más importantes de la ciudad, son la hermosa Iglesia de Santa Cruz del siglo once, ubicada en la céntrica Plaza del 8 de Mayo, muy cerca del Ayuntamiento de la ciudad. Otros edificios importantes son los monasterios; unos de los más importantes son el El Monasterio de Santa Cruz y el de Santa Clara-a-Nova, en la orilla izquierda del Río Mondego, donde poder disfrutar de sitios tan peculiares como “Portugal dos Pequenitos”, una versión reducida de los principales monumentos del país. Muy cerca de ese sitio se encuentra Quinta das Lágrimas, una de las zonas ajardinadas más interesantes de Coimbra. 

Algunos de los museos más recomendados para ver en la ciudad son el Museo Nacional Machado de Castro y el Museo de Ciencia, ubicado en la zona que comprende la inmensa universidad de la ciudad, paradas obligadas para los turistas que desean visitar los mejores sitios culturales de Coimbra. Una buena ocasión para acercarse después a alguno de los restaurantes y bares más típicos de Coimbra. 

Una excelente parada para descansar la interesante oferta cultural de la ciudad es en uno de sus restaurantes, donde poder saborear su recomendada gastronomía. Unos de los platos más típicos de la ciudad son el bacalhau “à brás y dorado”, el Alheiras o chorizo ahumado, las sopas de diferentes tipos, las sardinas, el Prego y las Francesinhas “unos tipos de sándwich” y una gran variedad de quesos de la zona, realmente exquisitos. 

Braga

Ubicada un poco más al norte de Oporto, la ciudad de Braga es otro de los destinos turísticos más interesantes de Portugal, por la gran cantidad de monumentos y edificios que conforman un interesante patrimonio, especialmente de tipo religioso. Fundada hace más de dos mil años por los romanos con el nombre de “Bracara Augusta”, es hoy en día uno de los destinos más atractivos para los turistas que desean conocer una de las ciudades con un mayor patrimonio cristiano del continente, además de un bullicioso casco histórico muy bien conservado, lleno de un gran número de lugares imprescindibles que ver, realmente interesantes. 

Algunos de los sitios más importantes que ver en Braga son los ligados a su historia; así por ejemplo una parada en el Museo Arqueológico es una buena idea para acercarse a las diferentes piezas y restos arqueológicos, tanto desde etapas como el Paleolítico a la etapa romana, donde se levantan algunas de las construcciones más importantes de la ciudad, como un interesante mosaico muy bien conservado. 

Otra parada recomendada de esa etapa es la Fuente del Ídolo y las Termas do Alto da Cividade del siglo dos, una excelente oportunidad de admirar los sistemas elaborados por los romanos de calor y frío. Otro museo recomendado a ver es el Museo Pio XII, donde se puede admirar una hermosa torre medieval muy bien conservada, al igual que una extensa colección de piezas que narran las diferentes etapas históricas de la ciudad, así como un impresionante capilla y una hermosa plaza.   

Braga puede presumir de contar con la primera catedral del país, bastante antes de que Portugal existiera como nación. Ubicada en pleno centro de la ciudad, La imponente Catedral de Braga “Sé de Braga” en honor a la Virgen María y encargada por los Condes de Portucale, es un edificio del siglo once de gran belleza. Cuenta con un impresionante órgano y piezas arzobispales de gran valor religioso, así como con varios elementos de diferentes estilos, románico y gótico principalmente, y destaca por poseer una de las piezas más importantes del país, una tumba de madera de Infante Don Afonso. Otro edificio religioso igualmente recomendado es Bom Jesus do Monte, una iglesia desde la que poder disfrutar de las vistas de la ciudad. 

Una de las paradas obligadas para poder descansar de la visita a la ciudad, es la céntrica Plaça da República; un lugar imprescindible en Braga para poder admirar la Torre del Homenaje y tomar algo en alguna de sus terrazas y disfrutar de unos de los platos típicos de su gastronomía, como la el famoso Bacalao “à Braga”, o el Bacalao “à Narcisa” acompañado de los sabrosos vinos verdes de la región -tanto rojo como blanco- así como uno de sus postres típicos como los bizcochos secos o el pudín de Abade de Priscos. 

Otra de las plazas recomendadas a ver en la ciudad es el Jardín de Santa Bárbara, junto al Palacio Episcopal, uno de los edificios más característicos de la urbe, que actualmente ejerce como una Rectoría de la Universidad de Minho. Igualmente,  la Rúa do Souto y el Arco da Porta Nova -de estilo barroco y neoclásico- representan otros de los lugares más interesantes que ver en Braga, una excelente oportunidad para disfrutar de una de las zonas más comerciales y animadas de la ciudad. 

Evora

En el centro de Portugal es posible descubrir un gran número de ciudades y pequeñas villas con gran encanto y con un gran número de lugares interesantes que ver. Un ejemplo de esto es la ciudad portuguesa de Évora en la región del Alentejo. Los turistas que visitan la localidad pueden disfrutar de un interesante casco histórico muy bien conservado, con multitud de sitios de huella romana, como termas y templos “Templo de Diana”, así como de  rincones de gran belleza que seguro que sorprenderán a los visitantes que por primera vez se acercan a esta urbe lusitana. 

Una de las visitas más recomendadas y lugar imprescindible a conocer en la ciudad es la céntrica Plaza do Giraldo, punto de partida de muchas excursiones y rutas turísticas por la ciudad que tienen como primera parada alguno de sus monumentos más importantes como la Catedral de Évora, una de las construcciones góticas del siglo once más importantes de esta zona del país. La iglesia de San Francisco y la curiosa ornamentación esquelética de la Capilla de Huesos, es otro punto de interés, donde poder disfrutar de un edificio religioso de gran belleza, donde destaca la combinación de estilos, barroco y gótico. 

Otra de las paradas interesantes en esta localidad lusa son el acueducto de Água de Prata, el Palacio de Duques de Cadaval, y la céntrica plaza de Largo da Porta da Moura, donde se puede disfrutar de la Fonte da Porta de Moura, una impresionante fuente de estilo puramente renacentista con una columna central dotada de una esfera, realmente curiosa. Los amante de los museos tienen en el Museo de Évora “Museo Nacional Fray Manuel del Cenáculo”, uno de los más recomendados de Portugal. Una visita a la ciudad que se puede completar con alguno de sus exquisitos platos como la carne de porco à alentejana o las míticas migas à alentejana.

Esposende

A lo largo de la costa portuguesa hay un gran número de villas y de pequeñas ciudades realmente encantadoras, en las que la tranquilidad es un valor de peso, y donde se puede disfrutar de una agradable escapada de fin de semana, visitando los monumentos, parajes naturales, sitios y lugares imprescindibles. La villa de Esposende se encuentra en la región de Braga, junto al Río Cávado en la zona norte del país, a pocos kilómetros de la frontera española; destaca por ser uno de los lugares preferidos para disfrutar del mar, sus tranquilos ríos y sus parajes, unos de los más bellos de esta zona de Portugal.

Lo más destacable de esta localidad son sus hermosas playas de arenas blancas, como la playa de Ofir o la de Ramalha, en el Parque Natural de la Costa Norte, unos rincones perfectos para disfrutar de los diversos deportes acuáticos, así como de algunos de los arenales más limpios y mejor conservados del Atlántico. Es una parada obligada para miles de surferos que, cada año llegan a la Esposende para disfrutar de las mejores olas de ésta parte de Europa. 

Además de las playas, algunos de los lugares más interesantes para disfrutar de la cultura de esta localidad son el Museo Municipal y el Museo Marítimo, con extensas colecciones de objetos y piezas relacionadas con el mar. Los amantes del patrimonio arquitectónico, especialmente religioso, tienen una excelente oportunidad de visitar la Iglesia de la Misericordia del siglo diecisiete y el Santuário da Senhora da Guia. Otro lugar obligado es el excelentemente conservado Castro de São Lourenço. Esta villa representa también una buena oportunidad para disfrutar de alguno de los platos de su excelente gastronomía, como “Polvo à Esposende”, a base de pulpo, patatas y coles, así como el sabroso marisco de la zona con arroz, junto a mejillones, gambas o cangrejos. 

Madeira

En la parte más occidental de Europa se encuentra unos de los archipiélagos portugueses más famosos, por ser uno de los destinos turísticos preferidos durante todo el año para disfrutar de una excelente escapada de unos días. El archipiélago volcánico y rocoso de Madeira goza con el privilegio de ser una zona con gran autonomía, donde su principal isla ofrece algunas de las actividades más interesantes, con una amplia oferta de ocio donde los deportes de aventura  y acuáticos, junto al trekking y el senderismo son los principales protagonistas. 

Su clima cálido de tipo subtropical, muy diferente al continente, permite disfrutar de una naturaleza abundante; algo que se puede comprobar en sus múltiples jardines botánicos a lo largo de toda la isla. Algunas de las visitas más recomendadas en Madeira son su capital, la ciudad de Funchal, donde es obligatorio pasarse por el barrio de Velha y la recomendada Rua de Santa María, un punto perfecto para conocer el ambiente y la animada vida de esta parte de Portugal. En Cabo Girão es posible acercarse a uno de los acantilados más impactantes del planeta. En la zona norte de Madeira es posible acercarse en la localidad de São Vicente al “Centro Volcánico”, donde poder descubrir las curiosos cuevas conocidas como las “Grutas de Sao Vicente” esculpidas por la acción de los volcanes. Los amantes de las playas de aguas limpias deben acercarse a la conocida como “Isla dorada” o Porto Santo, uno de los lugares imprescindibles a visitar en Madeira. 

En la ciudad de Machico -la segunda ciudad más poblada- es posible conocer algunos de los edificios más antiguos de la isla, del siglo XV. Además cuenta con uno de los faros más bonitos, muy bien conservado y que es uno de los puntos más turísticos de esta zona lusa. Muy cerca de esta localidad es recomendable acercarse a Caniçal, uno de los pueblos pesqueros con más encanto de Europa.

Algarve

En el sur del país se encuentra uno de los destinos turísticos portugueses más populares en todo el mundo. El Algarve destaca por ofrecer una importante oferta de playas, parajes naturales y rincones de gran belleza como el Parque Natural de la Ría Formosa. Esta zona de Portugal recibe cada año un gran número de turistas deseosos de disfrutar de sus famosos arenales, su excelente clima y su más que sabrosa y reconocida gastronomía,  como eArroz caldoso, la Cataplana, el Bacalhau o los Grelhados. Un destino ideal para familias con niños y grupos de amigos que desean disfrutar de la tranquilidad y de la belleza de esta parte del país. 

Esta zona ha pasado de ser en los sesenta una región llena de pequeños y tranquilos pueblos pesqueros, a convertirse varias décadas después en uno de los sitios más turísticos del sur de Europa. El principal motivo por el que los turistas acuden a esta zona de Portugal es por sus recomendadas playas; algunas de las más famosas son Praia Dona Ana en la ciudad de Lagos, perfecta para disfrutar de deportes acuáticos como el buceo. Praia da Marinha es otro de los arenales más interesantes, donde es posible admirar los increíbles arcos naturales que se asoman al mar. Otras playas recomendadas son Praia da Falesia y Praia da Rocha.

Otros de los rincones imprescindibles que ver en Madeira son por ejemplo la Cueva de Benagil, una cueva con el techo abierto al cielo que recoge en su interior una espectacular playa. Igualmente, los dorados acantilados de Ponta da Piedade, son una parada obligada para los turistas que van especialmente al atardecer. El Cabo de San Vicente en la localidad Sagres, cuenta con el lugar más occidental del continente, un sitio perfecto para disfrutar la puesta de sol. En Pego do Inferno es posible admirar una de las piscinas naturales más bellas de Europa.

Sintra

Muy cerca de la capital de Portugal se encuentra la hermosa localidad de Sintra, uno de los lugares más turísticos del país, donde cada año se dan cita miles de viajeros para conocer los lugares imprescindibles y más interesantes de la ciudad. Ubicada en una zona de gran valor ecológico, en un paraje natural llena de bosques, destaca por haber sido a lo largo de su historia uno de los lugares preferidos para descansar -especialmente en verano- por gran parte de las familias más adineradas del país luso, además de su realeza.

Sintra ofrece una interesante oferta cultural a sus visitantes, especialmente de edificios de gran belleza, con un importante valor patrimonial. De este modo, algunas de las paradas más recomendadas en la localidad son el Palacio Nacional, una construcción azulejada de origen árabe y de estilo manuelino, que fue sede de la familia real desde el siglo doce; el Convento de los Capuchos, a pocos minutos de Sintra, ubicado en pleno bosque, es otro sitio de gran interés. La Quinta da Regaleira es otro lugar recomendado, unos jardines de gran belleza y ensueño con múltiples cuevas, arcos y escaleras. El Palacio de la Regalería es otro bello edificio, majestuoso y digno de ser visitado. 

Otro de los lugares que ver en Sintra más recomendados es el Palacio Da Pena del siglo XIX, uno de los iconos de la ciudad, patrimonio mundial y una visita de gran interés; un conjunto arquitectónico de ensueño, con fachadas espectaculares de colores pastel, dignos de formar parte de un cuento. Muy cerca de ahí se encuentra el Castelo dos Mouros, una construcción musulmana con varios miradores y una muralla que se asoma sobre la ciudad con unas espectaculares vistas. No se puede abandonar esta villa lusa sin probar alguno de su recomendados pasteles, como los Travesseiros o las sabrosas Queijadas.

Guimaraes

A pocos kilómetros de la ciudad de Oporto se encuentra esta hermosa localidad portuguesa, que es desde hace unos veinte años Patrimonio Cultural de la Unesco; Esta villa, en portugués “Guimarães” es famosa por ser la cuna de Alfonso Henriques, el cual se convertiría en el primer Rey de Portugal después de la decisiva batalla de Mamede. Se trata de una parada obligada para los turistas que desean recorrer el país y visitar los lugares imprescindibles, más importantes y recomendados del país luso. 

Unos de los rincones más interesantes a visitar en la localidad son el hermoso y bien conservado “Castelo do Guimaraes”del siglo once, ubicado en el monte Latito o popularmente llamada, “La Colina Sagrada”; otro sitio recomendado de la ciudad es el Largo da Oliveira, un vetusto olivo con cierta leyenda, situado en el centro de la localidad y rodeado de características casa de la zona. La Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación del siglo dieciséis, alberga al patrón de la ciudad, San Gualter. La Iglesia de San Francisco es otra parada recomendada, especialmente para aquellos turistas que desean admirar el azulejado azul con ornamentos barrocos de su interior. La Plaza de São Tiago es un lugar de gran fama en la ciudad, donde se creé que en esta plaza medieval, el Apóstol Santiago paso para dejar una figura en honor a la Virgen. 

Otros puntos de interés qué ver en esta ciudad son el Padrón del Salado, un monumento de estilo gótico que conmemora  la decisiva batalla contra los musulmanes en el sur de España; El gran Convento de Santa Clara y La Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira son unas de las construcciones religiosas  más importantes y bellas de Guimaraes; esta última cuenta con un cercano museo, el Museo de Alberto Sampaio, donde poder disfrutar de una estupenda colección pictórica de temática principalmente religiosa.

Mapa de las ciudades que ver y visitar en Portugal

Portugal es uno de los países más atractivos para los turistas que desean viajar a un destino con un gran número de sitios interesantes, con una gran historia y con uno de los patrimonios más importantes de Europa. El país luso destaca por poseer de norte a sur un gran elenco de ciudades, con numerosos lugares imprescindibles que ver, como monumentos, edificios y parajes naturales, además de un gran número de restaurantes donde poder disfrutar de la mejor gastronomía de Portugal.

Desde las ciudades del norte, como la bulliciosa Oporto, la bella Guimarães,la recomendada Braga, pasando por la imprescindible capital Lisboeta, hasta llegar a las soleadas localidades del Algarve, Portugal ofrece una amplia oferta de destinos turísticos para todo tipo de perfiles; desde los viajeros que van buscando playas de arenas blancas y aguas cristalinas en parajes envidiables realmente envidiables, a los turistas que desean recorrer los monumentos, palacios, iglesias y puntos más históricos del país. 

Uno de los aspectos más importantes por el que este país es uno de los preferidos para viajar en el sur de Europa, es el económico. Portugal destaca por ofrecer unos precios muy competitivos, y por un gran número de ofertas de viaje realmente interesante. Viajar por este país es muy recomendado para aquellas personas que desean conocer una gran cantidad de ciudades y rincones con un presupuesto y unos precios razonables, tanto a la hora de alojarse, como en el momento de acudir a alguno de sus recomendados restaurantes donde poder probar los platos más importantes de su gastronomía. Una excelente oportunidad de conocer uno de los países más interesantes del viejo continente, que guarda una gran cantidad de sorpresas a sus visitantes. 

¿Qué ver en Portugal?
Average rating:  
 1 reviews
by Mariano Robles on ¿Qué ver en Portugal?
Portugal enamora

Una guía de Portugal muy completa aunque nunca se termina de conocer un país con tantos rincones tan bonitos. ¡'Más allá de Oporto y Lisboa hay todo un mundo por descubrir!